Raleigh.- Los casos de virus del Ébola no solo causan temor en la población sino que han despertado la astucia de estafadores que se aprovechan de la buena fe de las personas para robarles dinero apelando a su solidaridad con los enfermos.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, advirtieron de timos mediantes llamadas telefónicas, correo postal, mail, sitios web y redes sociales donde se pide donaciones para ayudar a quienes padecen la enfermedad.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) informó que hay reportes de páginas web que “imitan” los sitios oficiales de entidades de caridad serias. Por ello aconsejó a las personas que deseen contribuir con ayuda económica que antes de hacerlo, verifiquen a legitimidad de esas organizaciones con la ayuda del Better Business Bureau, Charity Navigator, Charity Watch,GuideStar, IRS Select Check o Foundation Center.

Consejos para evitar ser estafado

Apelar a la sensibilidad de las personas es uno de los recursos que má usan los estafadores, por ello preste atención a las siguientes recomendaciones para evitar ser una víctima más de las estafas de caridad.

  • No de su información personal ni financiera — incluyendo el número de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria — a menos que sepa que es una entidad de caridad confiable.
  • Nunca haga clic en los enlaces de ningún email ni abras los archivos adjuntos a menos que sepa quién te lo envió y de qué se trata. Abrir los documentos adjuntos – incluso los que llegan en mensajes que aparentan ser de amigos o familiares – puede instalar programas maliciosos en tu computadora.
  • Verifique el origen de todos los emails o mensajes de texto que te soliciten donaciones para colaborar con los esfuerzos de ayuda para el Ébola.
  • No de por supuesto que los mensajes de caridad publicados en los medios sociales son legítimos o que han sido examinados y aprobados. Investigue a la organización de caridad por tu cuenta.
  • Cuando done por mensaje de texto, primero confirme el número con la fuente. El cargo aparecerá registrado en su factura de teléfono móvil, pero tenga en cuenta que las donaciones efectuadas por mensaje de texto no son inmediatas. Dependiendo del servicio de mensaje de texto que use la organización de caridad, podrían transcurrir tanto como 90 días hasta que la organización reciba los fondos.
  • Nunca envíe dinero en efectivo porque no puedes estar seguro de que la organización recibirá tu donación, y tampoco tendrá un registro para propósitos de impuestos.
  • Piense en cómo quieres que se use tu donación, y asegúrase de que la entidad de caridad que elija esté comprometida en colaborar con esas actividades. Por ejemplo, ¿quieres que tu donación se use para apoyar investigaciones, ayuda directa para los pacientes, asistencia en un país específico, suministros de uso médico para los cuidadores, o para ayudar para los huérfanos? Si la organización de caridad de tu elección participa de varios programas, considera designar tu donación para el programa que deseas apoyar. Al designar tu donación te asegurarás de que se use de acuerdo a tus intenciones.
  • Averigue si la organización de caridad o el recaudador de fondos debe estar registrado en su estado estableciendo contacto con la oficina de tu fiscal general estatal o secretaría de estado. En National Association of State Charity Officials puede encontrar un enlace con esa oficina.