Raleigh. – Organizaciones de justicia racial de Carolina del Norte están expresando su rechazo al proyecto de ley HB 805, que se opone al derecho de las personas de protestar en el estado.

Rumbo a la oficina  de Cooper

El proyecto, que vulnera la libertad de manifestarse, fue aprobado en el pleno del Senado estatal el miércoles 25 de agosto y fue enviado a la Cámara de Representantes para su votación final.

Se prevé que la legislación sea remitida al despacho del gobernador Roy Cooper.

La condena

 Iliana Santillán, directora ejecutiva de El Pueblo, condenó este proyecto y su clara intención de limitar el derecho y la libertad que tiene cualquier persona, en especial de la comunidad de color, de expresar de manera pública cualquier posición de rechazo.

“El Proyecto de Ley 805 de la Cámara de Representantes es un ataque directo a nuestro derecho a reunirnos”, indicó Santillán

“De convertirse en Ley, sabemos que las fuerzas del orden la utilizarán como lo han hecho con otras legislaciones para criminalizar a los manifestantes negros en Carolina del Norte”, afirmó la dirigente.

Manifestación

Las organizaciones de derechos civiles tienen programada una manifestación para hoy lunes, 30 de agosto, a partir de las 5 pm frente a la mansión del gobernador en Raleigh.

El proyecto de ley es parte de una ola nacional de legislaciones en respuesta a las protestas populares por la justicia racial y la responsabilidad policial que se extendieron por todo el país tras el asesinato de George Floyd.

Tanto la Corte  de Apelaciones del Noveno Circuito como la del Cuarto Circuito han dictaminado que las disposiciones contenidas en la HB805 son inconstitucionales.

Principio fundamental

El derecho a protestar es uno de los principios fundamentales de nuestro país, consagrado en la Primera Enmienda. Las protestas fundaron este país.

Las protestas han allanado el camino para poner fin a la segregación, para traer tropas a casa después de la guerra, para el sufragio universal y la igualdad de derechos para todos los estadounidenses.

La protesta responsabiliza a los funcionarios electos y eleva las voces de los grupos más marginados del país.

Las declaraciones que se refieren a los manifestantes como “alborotadores” y “saqueadores” fomentan una narrativa divisiva y racialmente sesgada contra los manifestantes negros, indígenas y de personas de color (BIPOC). Nadie, ya sea negro, moreno o blanco, debería temer que el gobierno imponga duras penas por ejercer su derecho a protestar.

Este proyecto de ley impone sanciones penales más severas para delitos de disturbios definidos vagamente y las mismas condiciones mejoradas previas al juicio que se aplican a los acusados de homicidio capital.

Manifestación: dónde y cuándo

Lunes, 30 de agosto
5 pm
Mansión del gobernador Roy Cooper: 200 N. Blount St., Raleigh.

Las personas interesadas pueden inscribirse en el siguiente link: https://rebrand.ly/ProtestAgainst805

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *