Durham. – Una porción de Hope Valley Road y calles cercanas reabrieron a tiempo para el tráfico de la mañana después que el daño a una línea de gas provocó el cierre el miércoles.

La policía de Durham ha informado que la línea de gas ha sido reparada y todas las carreteras han sido reabiertas para la circulación de automóviles.

No se esperan retrasos ni inconvenientes en el tráfico regular para el día de hoy.