Durham.- Los oficiales Vásquez y Gamboa de la Policía de Durham salvaron del peligro a una mujer cuando dispararon a un sujeto en un sangriento episodio dentro de un Circle K.

La fiscalía local dio a conocer que no presentará cargos contra los oficiales que mataron a Charles Piquet. En la madrugada del pasado 12 de enero, este individuo ingresó a la tienda de una gasolinera, se cortó la garganta con una botella rota y luego atacó a una cajera.

Luego de investigar los detalles, la fiscal Satana Deberry concluyó que los policías actuaron de manera legal, ya que su proceder fue “razonablemente necesario” para proteger la vida de la empleada.

Los oficiales R.V. Gamboa y B.N. Vásquez dispararon a Piquet en el Circle K con dirección 109 NC 54 Highway West. El ahora occiso ignoró las órdenes de los oficiales y amenazaba con una botella rota a Camara Turner.

Una carta con los resultados de la investigación y remitida a la jefa de policía Patrice Andrews, establece que cualquier oficial en la misma situación hubiera creído que Piquet ponía en peligro la vida de la empleada del Circle K.

“…la totalidad de la evidencia en este caso establece que un oficial razonable en la posición de los oficiales Gamboa y Vásquez habría creído razonablemente que el Sr. Piquet tenía la capacidad de dañar a la Sra. Turner y que sus acciones constituían una amenaza inminente de fuerza física mortal”, señala el documento.

Durante la investigación, ambos policías fueron retirados temporalmente de sus cargos como patrulleros.

Los hechos

De acuerdo con un reportajde de Qué Pasa, a las #:26 am del 12 de enero, la policía recibió una llamada de emergencia, donde la cajera alertó sobre un “intento de suicidio” dentro del negocio.

La empleada explicó al 911 que Piquet amenazó con cortarse la garganta con una botella de vino que él mismo rompió en la tienda. El audio de esta llamada reveló que la trabajadora le gritaba al “suicida” que se detuviera.

Piquet se causó varias heridas en la garganta con la misma botella con la que luego amenazó a Camara Turner.

Cuando los oficiales llegaron al sitio, encontraron a Piquet encima de Turner.

“Gamboa gritó varias veces desde fuera de la tienda para que Piquet dejara ir a la empleada. No hubo respuesta audible por parte de Piquet en el video de la cámara corporal. Gamboa disparó entonces varias veces a través del cristal de la tienda”, detalló la la fiscalía.

Cuando los policías entraron a la tienda, volvieron a pedir al agresor que dejara a la cajera. Piquet no respondió ni obedeció y entonces los agentes hispanos dispararon varias veces. En el altercado, también resultó herida la trabajadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.