Durham, 5 NOV (Qué Pasa Media).- Los dos niños hispanos de 5 años que según sus madres fueron presuntamente atacados sexualmente dentro de un autobús escolar de Durham en verdad fueron víctimas de acoso o bullying, informó el jefe del Departamento de Policía de Durham, José López.

“Este es un caso de bullying”, informó López a Qué Pasa al comentar los resultados de la investigación del incidente ocurrido el 11 de septiembre en un autobús que transportaba alumnos de la escuela primaria W. G.Pearson Elementary.

“Aparentemente fue (el que lo hizo) un muchacho de más edad, los investigadores hablaron con todos los muchachos y se encontró que eso fue lo que pasó”.

López dijo que al no hallarse evidencia de un delito no se presentarán cargos criminales contra los alumnos que cometieron el bullying que además son menores de edad.

De acuerdo con la versión de la madre de uno de los menores afectados, su hijo de 5 años le contó que otros niños mayores lo golpearon, le bajaron los pantalones y le obligaron a besarle los genitales al otro niño hispano.

López dijo que durante la investigación la policía determinó que los dos menores siempre matuvieron puesta su ropa.

“Aparentemente lo que se puede ver es que uno de ellos le dijo ‘besame aquí’, pero no se quitó los pantalones,fue una cuestión de inmitimadar a un niño más pequeño”, dijo López.

“Aparentemente eso los niños se lo expliciaron a sus padres y entiendo que ellos puedan pesar que algo malo le pasó a sus hijos pero los profesionales que hablaron con los muchachos encontraron que no hubo asalto sexual”, añadió López.

López dijo también que el video que registró el incidente aparentemente no mostraba nada porque las sillas del autobús son muy altas pero que además se borró porque el mismo dispositivo se utiliza para grabar todos los días.

“Pero hablando con los niños se determinó quien estaba haciendo el bullying y todos dijeron la misma versión de lo que pasó, acá no hay dos versiones, no hay unos diciendoi una cosa y otros diciendo otra cosa”, dijo López.

El jefe de la policía dijo que el alumno que acosó a los dos menores de 5 años tenía 8 años.

Aunque la investigación determinó que no hubo un abuso sexual, López felicitó a las madres de los menores por haber reportado el incidente y presionar para que se aclararase.

“Yo aplaudo a los padres que creían que algo peor había pasado pero vinieron y empujaron para asegurar que la verdadad salga y que sus muchachos esten bien”, dijo López.

“A los padres de familia les digo que cuando crean que algo les ha pasado a sus muchachos deben hacer una queja, no quedarse callados y empujar para asegurar que se invesigue bien, esa es la única manera de proteger a nuestros hijos“, afirmó López.

Notas relacionadas

Nota Relacionada:

Investigan asalto sexual a niño hispano en autobús escolar de Durham

Padres exigen que los estudiantes agresores no viajen en el autobús

Niños afectados en caso de presunto asalto sexual requieren terapia

Superintendente: “la directora actuó rápidamente” sobre denuncia de madres