Durham.- La Comisión de Relaciones Humanas de Durham informó que ha encontrado evidencias de prejuicios raciales y discriminación en la policía de Durham y entregó al Consejo Municipal de la ciudad una lista de 34 recomendaciones para afrontar el problema.

“Basándonos en nuestra investigación, apoyada por testimonios de ciudadanos de Durham, encontramos la existencia de prejuicios y discriminación raciales presentes en las prácticas del Departamento de Policía de Durham”, concluyó la comisión en un reporte de cinco páginas aprobado la semana pasada tras seis meses de trabajo.

El grupo conformado por 15 miembros de la comunidad comenzó su labor en octubre del año pasado por encargo del alcalde Bill Bell, luego que un grupo de residentes, junto a organizaciones como la Coalición Sureña de Justicia Social y el grupo Fomentando un Control de Drogas Alternativo (FADE), presentaran un reclamo formal ante el Concejo Municipal, adjuntando evidencias estadísticas de un patrón de discriminación racial en la práctica policial.

Según las cifras reportadas entonces, en base a datos del Departamento de Justicia estatal, el 59 por ciento de los conductores parados en Durham en los últimos cinco años fueron afroamericanos, grupo que es el 41 por ciento de la población de la ciudad según el Census de 2010.

Los conductores blancos, en cambio, representaron el 39 por ciento de los detenidos, siendo el 42 por ciento de la población.

La Policía de Durham respondió a las acusaciones el 31 de octubre mediante un reporte en el cual argumenta que la disparidad estadística no es sinónimo de discriminación y negó que exista un patrón racista en el departamento, aunque admitió que algunos agentes podrían actuar de manera discriminatoria.

En su reporte, la Comisión de Relaciones Humanas divide sus recomendaciones en áreas temáticas como discriminación y prejuicio racial, comunicación y divulgación, políticas del Departamento de Policía, paradas policiales y reegistros consentidos, el entrenamiento policial, los reclamos y asuntos internos, entre otras.

El jefe de la Policía de Durham, José López, declinó comentar sobre el reporte de la Comisión de Relaciones Humanas hasta que el Consejo Municipal de Durham lo analice y emita las recomendaciones definitivas.

Sin embargo, López habló sobre las acusaciones de discriminación racial en el programa “State of things” de la radio NPR donde dijo que sus agentes patrullan los vecindarios de minorías porque tienen niveles más altos de crimen.

“Nosotros vamos ahí debido al crimen, y el crimen, francamente, no tiene color”, dijo.

La Comisión de Relaciones Humanas presentará su reporte y sus recomendaciones al Consejo Municipal de Durham en la sesión del 22 de mayo.

Recomendaciones

  • Entrenar a los nuevos policías y a los actuales en equidad racial
  • Evaluaciones psiquiátricas para oficiales y empleados cada 3 años
  • Los policías no deben apagar las cámaras de sus patrullas
  • Obtener consentimiento escrito y firmado para realizar un registro
  • Educar a la comunidad sobre sus derechos al ser detenidos
  • Difundir los programas comunitarios de la policía