Raleigh.- A la luz de las recientes muertes infantiles en Carolina del Norte como resultado de una posible intoxicación por monóxido de carbono, el Comisionado de Seguros y el Jefe de Bomberos del Estado Mike Causey pidió a la población verificar el funcionamiento de los detectores de este gas.

Desde el 20 de noviembre del año pasado hasta el 1 de enero del 2020, más de 100 familias fueron evacuadas de la comunidad de viviendas McDougald Terrace en Durham debido a la exposición al monóxido de carbono.

Los funcionarios de la ciudad creen que dos niños de esa comunidad de viviendas murieron como resultado de la intoxicación este gas que es considerado un asesino silencioso debido a que no tiene olor ni color y que propaga a partir de artículos para el hogar y equipos hechos de carbón, madera, gas o petróleo.

“Nuestros corazones y oraciones están con las familias involucradas en esta tragedia, especialmente con aquellos cuyos hijos murieron”, dijo el Jefe de Bomberos del Estado Causey. “Lo que sucedió en Durham es un trágico recordatorio para que todos comprendamos los peligros del monóxido de carbono para que podamos tomar precauciones adicionales durante los meses de invierno”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 430 personas mueren cada año por envenenamiento accidental con CO. El clima invernal aumenta las posibilidades de intoxicaciones por monóxido de carbono.

 La intoxicación por monóxido de carbono imita enfermedades comunes como la gripe o la intoxicación alimentaria con síntomas que incluyen dificultad para respirar, náuseas, mareos, aturdimiento o dolores de cabeza.

 Recomendaciones

  • Es mejor probar sus alarmas de monóxido de carbono mensualmente.
  • Si escucha que suena la alarma de monóxido de carbono, no ignore la alarma. Salga de inmediato porque la exposición puede conducir rápidamente a riesgos para la salud, incluidas enfermedades cardíacas o la muerte. Saca a las mascotas y a todos a tomar aire fresco. Llame al 911 y vaya al hospital de inmediato. No vuelva a ingresar a la casa hasta que los servicios de emergencia digan que es segura.
  • Las alarmas de monóxido de carbono deben instalarse en una ubicación central fuera de cada área de descanso en cada nivel de la casa y en otras ubicaciones requeridas por la ley o el código. Para la mejor protección, interconecte todas las alarmas de CO en toda la casa. Cuando uno suena, todos suenan.
  •  Elija una alarma de monóxido de carbono que tenga la etiqueta de un laboratorio de pruebas reconocido. Siga las instrucciones del fabricante para la colocación.
  • Si necesita calentar un vehículo, retírelo del garaje inmediatamente después de encenderlo.
  • Use parrillas de gas o carbón fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *