Raleigh.– Un grupo de activistas le pidieron al alguacil del condado Wake, Donnie Harrison que evalúe la posibilidad de aceptar identificaciones para personas indocumentadas como las que emite la organización FaithAction International en Greensboro y algunas ciudades del condado Alamance, con el respaldo de los departamentos de policía del área.

David Salazar, Carmen Rodríguez e Iliana Santillán hicieron el planteamiento la semana pasada durante una reunión con Harrison, quien, según dijeron, se comprometió a averiguar más sobre el programa de FaithAction.

“El alguacil va a tener una reunión con el jefe de la Policía de Burlington en enero para ver cuáles son las ventajas y desventajas del programa y accedió a tener una nueva reunión con nosotros en febrero para hablar de la información que obtuvo y qué tendríamos que hacer nosotros para que estas identificaciones lleguen a Raleigh”, dijo Santillán, quien es organizadora comunitaria de El Pueblo. 

“Él estaba un poco preocupado sobre qué tan falsificable es este ID (el de FaithAction) y le dijimos que no le podemos asegurar nada al cien por ciento porque hasta los pasaportes americanos se falsifican, pero le aseguramos que la gente sólo quiere tener un ID para que si lo paran sepan quiénes son; y él se mostró muy positivo”, dijo por su parte David Salazar, del grupo “Sí a las licencias, no a las restricciones”.  

Salazar mencionó que Harrison también se mostró dispuesto a revisar el proyecto de ley HB328, el cual plantea que los inmigrantes indocumentados que pasen un chequeo de antecedentes criminales y cumplan ciertos requisitos puedan obtener un permiso restringido para conducir o un ID estatal. 

“Le platicamos del proyecto HB328 que viene el año que entra y él dijo va a fijarse en eso y ver si lo puede apoyar o no”, dijo.  
En la reunión también estuvo Carmen Rodríguez, miembro de “Sí a las licencias, no a las restricciones, quien habló abiertamente ante Harrison y los agentes encargados del programa 287g, sobre su condición de indocumentada y cómo le afecta la falta de un ID. 

“Les dije que soy indocumentada y que soy una de las afectadas tanto por el 287g como por la falta de una licencia de conducir, y él se portó muy bien y los agentes que estaban con él también”, dijo Rodríguez, quien fue una de las seis activistas arrestadas a fines de octubre por bloquear la calle frente a la Mansión del Gobernador, en protesta por la ley HB318.  

“Al final le dije que pensara acerca de esto (los ID’s de FaithAction) que traería mucho beneficio  a nuestra comunidad y él dijo que sí y que se mantendría en comunicación con nosotros”, añadió Rodríguez. 

Los activistas dijeron estar satisfechos con la conversación y la buena disposición de Harrison quien también les dijo estar abierto a dialogar con la comunidad hispana en cualquier momento.

Indicaron que planean organizar alguna reunión pública con él, similar a los encuentros comunitarios “cara a cara” que realiza la jefa de policía de Raleigh, Cassandra Deck-Brown.

Harrison no ofreció declaraciones a la prensa tras la reunión con los activistas, pero en días previos dijo a Qué Pasa estar dispuesto a escuchar sobre el tema de los ID’s.

“Sobre cualquier cosa que pueda hacer nuestra vida mejor y que la gente el condado Wake esté más segura, yo estoy dispuesto a escuchar. La comunicación es todo”, dijo Harrison.

El alguacil, sin embargo se mostró incrédulo ante la posibilidad de contar con tarjetas de identificación confiables.

“Cuando llegaron los ID’s consulares, muchos eran buenos pero luego empezamos a recibir más y más falsificaciones. Ahora, ¿que una agencia o grupo pueda venir con documentos o ID’s que nosotros podamos creer que son correctos?, No conozco la respuesta”, dijo.

Harrison también ha dicho públicamente que sería mejor que los indocumentados pudieran obtener licencias de conducir en el estado. “Me gustaría que hubiera una manera en que las personas buenas pudieran obtener licencias de conducir, puedan quedarse aquí y trabajar. Eso haría mi vida un 100 por ciento mejor”, dijo el alguacil durante una una reunión pública sobre el programa 287g, el pasado 3 de diciembre.