Middlesex.- Más de cuatro meses han pasado desde que Yenni Francisco Cruz fuera encontrada gravemente herida en la Capital Boulevard y falleciera poco después en la sala de un hospital. Durante todo ese tiempo, María Cruz ha estado esperando respuestas a las múltiples preguntas que tiene sobre la muerte de su hija.

“Nadie me ha dicho ¿cómo pasó? ¿quién lo hizo?”, dijo Cruz quien afirma que no se trató de un accidente. “A ella le arrebataron la vida”.

La madrugada del 15 de agosto del 2018,  el Departamento de Policía de Raleigh (DPR) informó que Francisco Cruz de 27 años y residente del poblado Middlesex en el condado Nash, había sido hallada a un lado de la Capital Boulevard, cerca de Wade Avenue en Raleigh.  

En un comunicado inicial las autoridades señalaron que el caso era investigado por agresión agravada puesto que la joven, de Hidalgo, México, aparentemente había sido arrojada de su camioneta. Poco después, el DPR señaló que la investigación ya no seguía ese curso y que no había cargos pendientes.

“Un policía me dijo que mi hija se había tirado del carro. Cómo mi hija se va a querer matar sabiendo que tiene cuatro niños que criar. Si tenía sueños para el futuro, si iba a regresar a la escuela…”.

Detalles que no encajan
Para María Cruz la muerte de su hija está rodeada de detalles que no terminan de convencerla.

De acuerdo con Cruz, Yenni la llamó la noche del 14 de agosto cuando estaba por salir del trabajo en una concesionaria de autos en Fuquay Varina donde se encargaba de la limpieza desde hace años.

“Me dijo: ‘en unos 40 minutos ya llego a la casa, voy a cerrar rápido y me voy’. Y la estuve esperando. Eran como la una y fracción cuando me habló y me pareció raro que dieran las 2 de la mañana, dos y media, tres y nunca llegó. Ella nunca faltaba a casa”.

El cuerpo de la joven, según la policía de Raleigh fue hallado alrededor de las 2:25 am.

Desde ese fatídico día María Cruz no deja de preguntarse cómo y por qué su hija decidió cambiar de rumbo y dirigirse a Raleigh.

Alrededor de las 8 de la mañana del 15 de agosto la madre mexicana recibió la llamada de la policía, que le indicaba que su hija había sufrido un accidente. “Imaginé que con el cansancio se había salido de la carretera o le pegaron el auto”.

Asegura que nadie le indicó sobre la gravedad de su hija hasta cuando llegó al hospital WakeMed.

“Me dijeron que nada se podía hacer, que se había ido,  que su cerebro no respondía, que así la llevaran a otro hospital iba ser lo mismo. Sus hijos y yo tuvimos que ver como la desconectaban”, contó Cruz a Qué Pasa.

Otra interrogante que tiene esta madre mexicana es sobre el sujeto que fue captado en video huyendo y abandonando la camioneta de donde habría caído Yenni. El vehículo se encontraba estacionado a varios metros de distancia donde se encontraba el cuerpo de la joven.

“Mi hija no estaba manejando el auto. En el video se ve al individuo corriendo y él le dijo a la policía que lo hizo de susto porque mi hija se quiso matar. Pero el parqueó el carro y varias millas atrás mi hija estaba tirada y no hizo nada para ayudarla”,  dijo entre lágrimas.

“A ese hombre la policía lo dejó libre. Ahora ni siquiera está acá sino en México. ¿Si no tiene nada que temer, si no le hizo nada a mi hija porqué se fue? El le lavó el cerebro a la policía pero a Dios no le puede mentir”.

Cruz sostuvo que amigos de Yenni le indicaron que el sujeto, que no fue identificado, era un amigo de la escuela que le había pedido un aventó a la parada de autobús en Raleigh.

“¿Si uno pide un ‘raid’ por qué uno va  a manejar el auto? y supongamos que vio que mi hija se quería quitar la vida, ¿por qué no la detuvo? ”.

Cruz sostuvo que la policía de Raleigh, a pesar de sus peticiones, no había respondido a sus preguntas ni le han entregado el informe forense que indicaría las causas de la muerte de su hija.

En un correo electrónico enviado a Qué Pasa el 28 de diciembre, el Departamento de Policía de Raleigh indicó que seguía activa la investigación sobre este caso.

“La investigación de la muerte de la señora Yenni Francisco Cruz sigue abierta a la espera de los resultados del informe de la autopsia de la oficina del médico forense. El Departamento de Policía de Raleigh ha solicitado el informe de la oficina varias veces del médico forense”, señaló la policía.

Quiere justicia y respuestas
María Cruz recuerda a su hija Yenni como una mujer luchadora, amable y dispuesta a ayudar a los demás. “Tenía un corazón bueno”

“Sus hijos, sus hermanas y yo queremos respuesta. Queremos justicia. Porque nadie tiene derecho a acabar con la vida de nadie. Para todo hay justicia ¿Acaso para la muerte de mi hija no lo va haber?”.

La muerte de Yenni Francisco Cruz dejó en la orfandad a cuatro niños de 9, 6, 4 y un año y medio.

“Como madre siento una gran desesperación al no saber cuáles fueron las últimas horas de mi hija, saber realmente por qué ella se fue a Raleigh si estaba camino a casa y encontrar al responsable o los responsables que acabaron con su vida”.

Si alguna persona tiene información sobre este caso puede llamar  de manera anónima a CrimeStoppers al teléfono (919) 834-4357.