Raleigh.- Las lluvias torrenciales que atrajo la tormenta tropical Elsa aumentaron la probabilidad de bacterias en distintos puntos que se aprovechan para nadar y realizar actividades acuáticas en los alrededores de Raleigh y Durham.

Por ende, la recomendación de expertos es evitar nadar en las cuencas fluviales Tar-Pamlico y Neuse, debido a que la exposición al agua contaminada podría provocar enfermedades gastrointestinales o infecciones en la piel.

La organización Sound  Rivers toma muestras semanales del agua en sitios estratégicos por Falls Lake, Raleigh y Clayton. El clima adverso impidió que el jueves pasado se realice el ejercicio de medir los niveles de bacteria en el río, aunque se advirtió que debido a la lluvia es más probable que el agua se encuentre sucia y no sea segura para realizar actividades recreativas en la mayoría de los cuerpos de agua naturales.

“Las personas deben asumir que mucha lluvia e inundaciones aumentarán la cantidad de bacterias en las vías fluviales y deben tener cuidado especial este fin de semana”, indicó Clay Barber el coordinador de proyectos ambientales de la agencia sin fines de lucro.

La advertencia rige para los bañistas, las personas en botes y las mascotas.

Los trece puntos en los alrededores de Raleigh donde se realizan muestras para detectar la bacteria de E. coli en son las rampas de botes o canoas en Hickory Hill,  Ledge Rock, Beaver Dam, Rolling View, Highway 50, Barton Creek, Falls of the Neuse, Buffaloe Road, Milburnie, Anderson Point y Poole Road, además de River Walk en Clayton y Town Commons Park en Smithfield.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *