Durham. – Hace dos semanas Mario Gómez Vargas de 43 años supo que los médicos en Estados Unidos ya no podrían hacer nada más contra el cáncer de colon que padece desde hace un año, por eso ha decidido volver a México para encontrar allí la cura a la enfermedad.

“Aunque ahora estoy esperando una evaluación del hospital UNC, porque quisiera una segunda opinión. Mi idea es irme en un mes y medio a una clínica que trata el cáncer en Tijuana, México”.

Gómez Vargas quien cruzó la frontera  hace 20 años en busca del sueño americano siempre trabajó en el sector de la construcción.  Por  eso cuando apareció el primer dolor hace cuatro años pensó que era alguna dolencia propia de esta clase de oficio.

“El dolor empezó al lado derecho debajo de la costilla y yo pensé que eran los calambres que normalmente dan cuando se trabaja a altas temperaturas porque uno suda, la camisa se moja por el calor y se seca en el cuerpo. Desafortunadamente, hace un año el dolor regresó y no se volvió a ir”.

Pensado que se trataba de un problema de vesícula acudió al doctor de urgencia, quien sospechó casi de inmediato, por los síntomas que tenía, que se trataba de cáncer.

“Me hicieron los estudios y efectivamente tenía cáncer en el colon, desde entonces empecé a tener quimioterapia, pero hace dos semanas la doctora me dijo que ya no había nada que hacer, porque el tratamiento no funcionó”.

En un principio, por la medicación que recibía, el cáncer se encapsuló pero por alguna razón hizo metástasis y ahora también está en el hígado.

“La doctora me aconsejó buscar otras opciones, fue así que encontramos una clínica en Tijuana que trata el cáncer y yo quiero irme allá”.

Debido a su enfermendad Mario dejó de trabajar hace un año. Él y su familia han recibido  la ayuda incondicional de familiares y amigos.  El pasado domingo 25 un grupo de ellos organizaron una venta de comida en Durham, donde se alcanzó a recaudar más de la mitad del dinero requerido para el viaje.

“Alcanzamos a reunir alrededor de 15 mil dólares que me ayudarán a pagar los 27 mil dólares que requiero para las tres semanas de hospitalización en Tijuana”.

La familia Gómez Vargas está planeando realizar otra venta de comida para acumular los 12 mil dólares que faltarían para el viaje.

Si usted quiere colaborar a esta causa comuníquese al (919) 358-3117 con Mariana Gómez