Raleigh, 17 Nov.- Omar López, uno de los cuatro trabajadores heridos al colapsar un puente peatonal en construcción en el campus norte del colegio comunitario Wake Tech y el único que aún sigue hospitalizado, habló por primera vez después del accidente en una entrevista con Qué Pasa.

“Gracias a Dios estamos bien”, dijo López, de 38 años y padre de dos hijas, que se recupera milagrosamente en el hospital Wake Med tras sufrir fracturas en su columna vertebral y las costillas de su lado derecho.

“Lo único que me acuerdo es que se cayó puente y nosotros caímos”, recordó sobre el momento en el que se desplomó la estructura sobre la que él y sus compañeros echaban cemento la mañana del jueves 13 de noviembre.

“Estábamos ya casi por terminar y ahí fue cuando el puente se colapsó. El único ruido que escuché fue cuando ya todo cayó”, dijo López quien detalló que al caer rebotó en el piso y quedó boca abajo sin poder levantarse.

López contó que fue el primer accidente laboral que sufrió en los doce años que lleva trabajando en la construcción, desde que llegó a Carolina del Norte.

Lo que más lamenta ahora es que su cuñado, José Luis Gonzáles Navas no lograra sobrevivir a la caída.

“Se siente mal saber que él no haya sobrevivido”, lamentó López quien contó que tras la caída alcanzó a ver que su cuñado aún respiraba pero más tarde en el hospital se enteró de que había fallecido en el mismo lugar del accidente.

Recordó que él y Rosales Navas eran inseparables pues no sólo eran cuñados sino compañeros de trabajo y compartían la afición por el fútbol.

“Él tenía un equipo de fútbol, era el entrenador, y yo iba con él todos los domingos para acompañarlo, le ayudaba a llevar las cosas”, recordó López con nostalgia.

Los otros tres sobrevivientes del accidente, José Hernández, Carlos Chávez y César Vargas, ya fueron dados de alta y se recuperan en sus hogares.

El último de ellos en abandonar el hospital Wake Med fue Vargas, quien salió la tarde del martes, según pudo confirmar Qué Pasa a través de su esposa, Marlene Fuentes.

Al igual que sus compañeros de trabajo que sobrevivieron al accidente, López dijo que ahora espera respuestas por parte de la compañía constructora Skanska, encargada de las obras en el campus norte de Wake Tech.

“Supuestamente Skanska es una de las mejores compañías y que tiene una estricta seguridad”, dijo López, quien dijo haber sido contratado para trabajar en las obras del campus universitario por la subcontratista J.O. Concrete Services.

VEA EL VIDEO

Omar Lopez permitió a Qué Pasa visitarlo en el hospital Wake Med. Aquí un extracto dela conversación.