Durham.- Una nueva mini-cancha de fútbol se inauguró el pasado martes, 30 de octubre, en el East End Park en Durham. Abierta para todo el público, esta cancha se sitúa en una zona del parque que hasta ahora estaba prácticamente abandonada.

La construcción de esta nueva cancha, y una segunda que se prevé que esté lista para finales de este año, se enmarca dentro de la campaña It’s Everyone’s Game (Es el Juego de Todos), promovida por la Fundación U.S Soccer en colaboración con Blue Cross NC y Parques y Recreaciones de Durham, con el objetivo de asegurar que los niños y niñas de las comunidades de bajos recursos puedan acceder a los beneficios que ofrece el deporte.  Además de “reconstruir espacios más seguros para que los jóvenes jueguen a fútbol”, según dijo a Qué Pasa Barlow Flores, Vicepresidente Asociado de Participaciones Corporativas de la Fundación U.S. Soccer.

Según Barlow, los beneficios que estos nuevos espacios aportarán a los niños y niñas de esta zona son: “la oportunidad de desarrollar una actividad física, mantenerse activos, relacionarse con otras personas, adoptar los hábitos de una vida sana y, sobre todo, poder jugar al fútbol en un lugar seguro”.

Tras la ceremonia oficial de apertura, guiada por el conocido presentador de televisión e invitado especial para la ocasión, Fernando Fiore; los niños y niñas que asistieron al evento tuvieron la oportunidad de jugar breves partidos de fútbol.

Con Fiore como árbitro y Crystal Dunn, jugadora del equipo nacional de fútbol femenino de los Estados Unidos, quien también fue especialmente invitada para esta ocasión, los menores hicieron correr el balón con destreza.

Mientras el juego se disputaba, Javiera Caballero, concejala de Durham, reconoció a Qué Pasa que el deporte “ayuda a entender y conocer a personas distintas de nosotros”. “La comunidad de aquí está muy mezclada, hay niños de muchos barrios y de muchas nacionalidades, y es algo muy lindo. Creo que, si cuando eres niño y juegas con alguien ves diferencias, cuando eres adulto tienes más tolerancia porque tienes una experiencia buena, has visto una cultura diferente y eso ayuda”.

Un lugar para todos

Cuando Gabriela Herrera era pequeña estudió a un colegio cercano al East End Park. El martes su hijo fue uno de los jugadores del equipo azul que estrenaron la cancha de fútbol: “Creo que es una buena adición a esta área porque da un lugar seguro para que los niños jueguen y también para los adultos. Está muy bien hecha. Se nota que han invertido mucho dinero y tiempo”. La construcción de las dos  mini-canchas tiene un coste de $160.000.

Como parte de la campaña It’s Everyone’s Game, la U.S. Soccer Foundation se ha planteado la meta de involucrar cada año a un millón de niños a través de Soccer for Succes, un programa extraescolar gratuito de fútbol, además de construir, para 2026, 1.000 espacios seguros, repartidos por todo el país, para jugar a este deporte.

Fotos:Margarita Hervás