Winston-Salem.- El alcalde de Winston-Salem, Allen Joines, emitió una declaración de emergencia enmendada esta semana para incidir en el cumplimiento de la nueva orden ejecutiva del gobernador Roy Cooper que, desde el lunes, refuerza el uso de la mascarilla y los límites de ocupación en todo el estado, debido al aumento de casos de coronavirus y hospitalizaciones en los últimos meses. 

La declaración de emergencia, que entrará en vigor hoy miércoles a las 5 pm., establece que “individuos y todas las oficinas, organizaciones y negocios por la presente se les ordena cumplir con las órdenes ejecutivas del gobernador que permanecen vigentes, incluida, entre otras, la Orden Ejecutiva 180 que establece los requisitos más recientes de máscara o cobertura facial”.

Aquellos que no cumplan con las restricciones podrían enfrentar un delito de Clase 2, punible con hasta 60 días de cárcel y una multa de $1.000. 

Joines ha autorizado a los departamentos de policía y bomberos de Winston-Salem a hacer cumplir estas órdenes. 

 “Con el reciente aumento de casos de COVID – 19, estoy dando este paso para proteger a nuestros ciudadanos y asegurar que nuestras empresas locales puedan permanecer abiertas”, dijo Joines. “Espero que todos nuestros ciudadanos comprendan la importancia de ser 'un jugador de equipo' y que nunca tengamos que emitir una sola citación. Pero en este punto de la pandemia, necesitamos otra herramienta para garantizar la seguridad general de nuestra ciudad ".

 La orden estipula que las multas o sanciones civiles se entregarán a las escuelas públicas del condado de Forsyth.

¿Cuáles son las restricciones?

El 13 de noviembre, en respuesta al creciente número de casos y muertes de COVID-19 en el estado, Cooper redujo los límites de reunión masiva a no más de 10 personas adentro y no más de 50 afuera. 

El 23 de noviembre ordenó que se usarán mascarillas u otras cubiertas faciales en todo momento en el interior si no hay miembros de la casa presentes, independientemente de la distancia; y se puede usar al aire libre si se encuentra a seis pies de personas que no pertenecen al hogar. 

Las mascarillas deben usarse en interiores incluso cuando se hace ejercicio y en restaurantes a menos que se coma o beba activamente. 

Las tiendas de más de 15.000 pies cuadrados de espacio interior deben colocar un empleado en las puertas para hacer cumplir el requisito de la máscara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *