Garner- Una niña de 7 años murió el martes después de ser mordida por un perro en Garner. La madre de la menor permanece en un hospital local en condición estable.

De acuerdo con la policía ese poblado, la madre y la hija estaban ayudando a cuidar a dos pitbulls mientras los dueños, que eran sus vecinos, estaban fuera de la ciudad.

El ataque ocurrió en el patio trasero de la casa del propietario ubicada en Roan Drive cerca de Vandora Springs Road.

«Esta es una tragedia horrible para todos los involucrados. Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias y todos los que respondieron», dijo el teniente McIver, comandante del CID.

Los perros fueron incautados por el Control de Animales del Condado de Wake y llevados al Refugio de Animales del Condado de Wake.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *