Stateville, NC.- ¿Qué impulsó a un padre a matar a tiros a sus dos pequeños e indefensos hijos? Es lo que las autoridades del condado Iredell sigue investigando, mientra revela algunos detalles del crimen cometido el domingo y que ha conmocionado a la comunidad cercana a Stateville en Carolina del Norte.

Los pequeños Josiah Fuller, de 3 años y Uriah Fuller de 4 años recibieron varias heridas de bala infringidas por su padre Shawn Fuller, quien de acuerdo a la oficina del alguacil hizo una llamada telefónica antes de cometer el crimen y disparar contra si mismo. El hombre se encuentra en estado crítico en Carolinas Medical Center

Un reporte del Departamamento del alguacil del condado Iredell reveló que Fuller admitió haber disparado a sus niños y que estaba dispuesto a matar a cualquier agente del orden que llegara a su casa. Él estaba hablando con una persona por teléfono tras cometer el cirmen.

Los oficiales fueron llamados a la casa de Fuller ubicada cerca de Statesville alrededor de las 3:30 am del domingo. Las autoridades dijeron que la madre de los chicos fue agredida antes de salir de la casa y que llamó al 911.

Cuando la policía llegó a la vivienda, encontraron a Fuller mal herido en el jardín del frente, mientras los niños en la sala de estar. El informe afirma que el arma utilizada en el incidente fue encontrada junto a Fuller.

Fuller había estado viviendo en Carolina del Norte durante aproximadamente tres o cuatro años, según el informe. La familia se había trasladado a la calle Trent Road hace varios meses, cerca de la Navidad.

De salir con vida Fuller será acusado por dos cargos de asesinato