Chapel Hill.- Con gran esfuerzo muchos jóvenes hispanos del condado Orange lograron cumplir su sueño de graduarse de secundaria, sin embargo ahora se enfrentan al difícil camino de poder continuar con sus estudios.

Este es el caso de la mexicana Claudia Salazar, quien acaba de graduarse de secundaria pero inmediatamente tuvo que comenzar a trabajar, de tiempo completo, para poder ahorrar el dinero que le permitirá pagar el proceso de Acción Diferida y así poderse enrolar en la Fuerza Aérea.

“Quisiera seguir estudiando pero mis padres no tienen la forma de pagar la escuela, así que enrolándome en la Fuerza Aérea podría lograr algunos beneficios para poder estudiar en el futuro”, dijo esta joven de 19 años, que sueña con volverse una fotógrafa profesional.

Indicó que ahora su prioridad será aprovechar este trabajo con el fin de poder realizar la aplicación de DACA lo más pronto posible para tener mejores posibilidades. “Al terminar la escuela nos damos cuenta que nos tenemos que abrir paso y para esto es necesario estudiar”.

De igual manera, Ricky Cervantes, de 18 años, tiene como única opción enlistarse en las Fuerzas Militares para así, en un par de años, poder estudiar gracias a los beneficios que les dan.

“Me gusta aprovechar todas las oportunidades y la mejor manera de salir adelante en este país es estudiando. Por esta razón me voy para el Army ya que así podré continuar con mis estudios más adelante”, dijo Cervantes quien llegó a Estados Unidos cuando tenía seis meses de edad y quien quiere estudiar administración para poder abrir su propio negocio.

Más hispanos graduados
Estos dos alumnos hacen parte del grupo de 89 estudiantes hispanos que se graduaron de las escuelas públicas de Chapel Hill y Carrboro, las cuales tuvieron un incremento significativo en el número de estudiantes latinos que obtuvieron su título de escuela superior.

De acuerdo con información proporcionada por el sistema escolar, este año se incrementó en 18.6 por ciento el número de estudiantes hispanos graduados, al pasar de 75 en 2012 a 89 en 2013.

Este es un número significativo si se tiene en cuenta que en Chapel Hill y Carrboro sólo hay cuatro escuelas, dos en cada ciudad, en las cuales el 9.6 por ciento del total de los estudiantes es hispano.

En las escuelas de Carrboro, Phoenix Academy y Carrboro High, las  cifras de latinos graduados se mantuvieron con respecto a 2012, las escuelas de Chapel Hill, (East Chapel Hill High y Chapel Hill High) graduaron a siete hispanos más cada una este año.