Durham.- La policía de Durham detuvo el pasado lunes a Santos Reynaldo Aplicano, residente en Durham, por haber secuestrado presuntamente durante unas horas al hijo de su novia, un niño de 5 años de edad.

Según el comunicado enviado por la Policía de Durham, el secuestro podría haberse desencadenado después de una disputa entre Aplicano y su pareja la noche anterior. 

Alrededor de las 11:34 pm del domingo los oficiales de policía recibieron una llamada que alertaba de una pelea ocurrida en casa de la novia de Aplicano, en el 2300 de Landnum Street en Durham, en la que la mujer denunció haber sido golpeada por su novio durante una riña.

La víctima, que al parecer está embarazada, fue llevada al hospital para que le trataran las heridas. Fue en ese momento cuando ella advirtió a los oficiales de que su novio había dejado la casa llevándose a su hijo Christopher Rojas, de cinco años.

La policía activó una alerta ámbar, pero afortunadamente la angustia de la madre, que temía por la seguridad de su hijo, no duró demasiado. Alrededor de las 8 de la mañana los agentes localizaron al menor, cuando el sospechoso regresó al apartamento.

Desde entonces, Aplicano permanece bajo custodia de la Policía de Durham y tendrá que enfrentar cargos por amenazas, agresión a una mujer, estrangulación, secuestro, agresión a un feto, agresión en presencia de un menor y por interferir en las comunicaciones de emergencia.