Llegó el otoño y octubre nos pone a semana y media del 24o Festival Latinoamericano. Caracterizado por traernos todo lo que distingue a nuestro lindo continente, el evento insignia de la cultura latina en Charlotte este año también nos trae fruto de sus raíces cultivadas de este lado del Rio Bravo. José Cano, percusionista de Las Cafeteras, contó a Reven lo que nos aporta este grupo del Este de Los Angeles.

Un proyecto que se dio sin intención, Las Cafeteras es un conjunto de siete jóvenes chicanos que estudiaron son jarocho en el Eastside Café en la cuidad angelina. Tocaban por gusto, porque compartían el estudio de esta música auténtica veracruzana. Sin embargo, en ningún momento planearon llevar su ensamble por todo Estados Unidos.

“Comienzas a tocar y de repente, después de un tiempo, toda esta gente se relaciona con tu música,” contó Cano sobre los inicios del grupo. “No fue exactamente planeado, simplemente sucedió y es hermoso que siga sucediendo.”

El grupo se formó hace seis años con el propósito de documentar las historias de sus barrios a través de la música. Su nombre deriva del centro comunitario donde comenzaron y en homenaje a las mujeres se llaman Las Cafeteras y no los Cafeteros, desafiando el código masculino.

“Hay tres mujeres en el grupo, sabes” comentó el músico. “Y tienen papeles muy protagónicos. Siento que eso es un mensaje fuerte y bello para las jovencitas. Ver mujeres en el centro de un escenario, fuertes y dignas, promueve respeto y buenos valores a las chicas.”

Trabajar entre siete ha dado resultados espectaculares pero como todo, también ha tenido sus retos. Siempre buscan comunicarse de la mejor manera y atender lo necesario. “Hay siete personas y no tenemos un jefe, no hay un líder en la banda,” explicó el californiano. “Eso presenta retos muy particulares en los cuales nadie puede correr a nadie, nadie dicta lo que va a suceder, todos aportan.”

Esta forma de trabajar muestra su pasión comunitaria. Poner tanto cuidado a su proceso como grupo ha resultado en siete seres completamente entregados a la causa. “Tenemos que escucharnos,” continuó el joven artista. “No tenemos la solución pero si tenemos procesos que nos ayuden a mantener la harmonía.”

Es la hora de un mundo mejor

En el 2012 estrenaron su primer disco It’s Time (Es hora) el cual es bilingüe e incluye canciones originales y arreglos de son jarocho. It’s Time es un movimiento hacia la dignidad, paz, compasión y justicia. Nos invita a preguntarnos, ¿Es hora de qué? Para Las Cafeteras es hora de un mejor mundo, una mejor sociedad, que la gente se cuide y cuide de los demás.

“Es hora de tanta cosas,” expresó Cano. “Hay un dicho que dice “Nosotros somos los que hemos estado esperando” y es con ese espíritu. Ya no hay más que esperar. Tenemos que ser las personas que van a contribuir a un cambio positivo para el mundo que hemos estado esperando tanto tiempo. “

El presentar su identidad chicana en el escenario y compartir el mensaje de sus raíces ha logrado que jovencitos chicanos pierdan la vergüenza de ser lo que son. “Siento que eso es buenísimo porque yo también crecí así,” recordó el artista. “Crecí iendo a México sin poder hablar el español tan bien como mis primos y sin poder convivir con ellos de la misma forma.”

La etiqueta y de donde vienen no les ha cerrado puertas, al contrario, ahora mismo presentan la gira más larga de su carrera. “Hay algo sobre el grupo, sobre los conciertos y las personalidades en tarima que no permite que se niegue la intención,” dijo el percusionista. “La gente ve que cuando tocamos se pierden las diferencias entre nuestras comunidades y logramos conectar con cualquier público a un nivel humano.”

El Festival Latinoamericano será la primera vez que pisan tierra charlotense. Lo único que buscan es poder entregarnos un mensaje que podamos recibir bien sobre quienes son y lo que hacen. “Realmente queremos lo mejor, queremos un mejor mañana,” concluyó el chicano. “Promover sentirnos bien y cuidarnos entre nosotros.”

Festival Latinoamericano
12 de octubre, 2014
Symphony Park @ Southpark
Charlotte, NC 28211