Credit: WRAL News

Raleigh.- Autoridades estatales investigan el derrame de 2,000 galones de queroseno en el poblado de Clayton, Condado de Johnston, informó WRAL News.

El derrame, de acuerdo con el Centro Nacional de Respuesta, se registró este fin de semana en un arroyo cerca de Main Street, detrás de la escuela Clayton High School.

Autoridades señalaron al medio que el incidente pudo ser provocado por las intensas lluvias y los fuertes vientos originados por la tormenta «Ian».

Tras el derrame, las lluvias provocaron que el aceite llegara hasta el corredor comercial de la Carretera US 70, detallaron funcionarios.

El poblado de Clayton indicó en un comunicado que una entidad privada contactó a una empresa de limpieza de sustancias peligrosas que comenzó a limpiar la zona a las 12.00 pm del domingo 2 de octubre.

¿Y los responsables?

Aunque no se ha señalado a los responsables del derrame, en la esquina de West Main Street y North Robertson Street se encuentran las instalaciones de la empresa T.R. Lee Oil & LP Gas.

WRAL News entrevistó a un empleado de Monster Indoor Batting Cages, ubicado en Main Street, quien afirmó que el aceite fluía desde un tanque de una compañía de gas y petróleo que se ubica cerca de la zona.

Credito: Google Maps

El medio intentó obtener declaraciones de la empresa de gas T.R. Lee Oil & LP Gas, pero los empleados se rehusaron a responder preguntas.

Sin embargo, WRAL News documentó que el personal de la empresa realizaba labores de limpieza y contención al interior de las instalaciones.

Preocupación de vecinos

Ante la solicitud de mayores detalles acerca del incidente, los vecinos de la zona donde ocurrió el derrame rechazaron contestar preguntas del medio por posibles represalias de la empresa de gas.

Sin embargo, en redes sociales varios residentes de la zona manifestaron sus preocupaciones por el olor del aceite, especialmente cerca de la escuela secundaria.

Las autoridades de Clayton señalaron que la empresa de limpieza se encontraba trabajando las 24 horas en la zona y que la salud de los residentes era la prioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *