Charlotte.- El Departamento de Educación realizará una investigación contra un distrito escolar de Carolina del Norte por discriminación contra hispanos, anunciaron dos organizaciones que interpusieron la demanda.

En un comunicado de prensa, el Southern Poverty Law Center (SPLC) y el Proyecto de Defensa de Servicios de los Niños del Legal Aid of North Carolina (ACS) confirmaron que la División de Derechos Civiles determinará si incurrió en irregularidades el Sistema Escolar del Condado Wake (WCPSS), en Raleigh, capital del estado.
En una queja interpuesta el pasado mes de junio, a nombre de tres estudiantes latinos, las organizaciones argumentaron que los padres de los jóvenes no fueron capaces de entender comunicaciones importantes de la escuela porque estaban redactadas en inglés.
“Proporcionando información en inglés a padres que sólo dominan el español, este distrito escolar ha discriminado a sus estudiantes y no ha cumplido con las leyes estatales, federales y políticas locales”, destacó el comunicado.
Los hispanos en las escuelas de Wake representan el 15 % del total de la población estudiantil del condado, que asciende a 146,000 alumnos, de los cuales el 7.5 % tienen conocimiento limitado del inglés (LEP). “Esta es una buena noticia para todos los alumnos hispanos y para sus padres en Wake”, enfatizó hoy Peggy Nicholson, uno de los abogados de ACS, quien espera que los resultados de la investigación generen “cambios en las políticas escolares”.
La queja contra Wake enfatizó que se no cumplió con el Título VI del Acta de los Derechos Civiles de 1964, que estipula la obligación de ofrecer servicios de traducción a los padres de estudiantes hispanos con escaso conocimiento del inglés.
La ley prohíbe a las instituciones que reciben fondos federales discriminar en base a raza, nacionalidad y origen del individuo.
En respuesta a las acusaciones, WCPSS enfatizó que “trabajará con la oficina del OCR para responder a las necesidades de las familias hispanas”. El Sistema Escolar de Wake es el segundo en Carolina del Norte que es demando por grupos que defienden a los inmigrantes por supuestamente discriminar contra estudiantes y padres hispanos.
En mayo de 2011, el SPLC presentó una queja formal al Departamento de Educación contra el Sistema Escolar de Durham (DPS), al norte de Wake, por situaciones donde los alumnos hispanos no se sentían bienvenidos y percibían un “ambiente hostil”.
Entre las quejas de los padres destacaron la falta de intérpretes calificados para atender a más de 6,080 familias del sistema que no dominan el inglés.