Raleigh.- Funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) informaron de la detención de 16 inmigrantes en el condado Wake. Los arrestos ocurrieron la semana pasada, incluídos de quienes fueron liberados del centro de detención. La operación «de aplicación selectiva» se ejecutó del 8 al 14 de febrero.

En conferencia de prensa el viernes el fiscal estadounidense Robert Higdon dijo que ocho de los 16 habían sido deportados previamente, y todos habían sido arrestados con anterioridad por cargos que iban desde conducir en estado de ebriedad hasta robo, asalto y robo.

Higdon dijo que la Oficina del Alguacil del condado de Wake ha liberado a 200 detenidos en los últimos 13 meses, lo que «obliga a los agentes de ICE a ir a la comunidad para arrestar a personas que enfrentan cargos criminales y se sospecha que se encuentran ilegalmente en los Estados Unidos».

«Esto aumenta el riesgo de peligro para los agentes de investigación y arresto, aumenta el riesgo de peligro para la comunidad en la que se encuentra el delincuente y aumenta el costo y la tensión en un sistema de aplicación de la ley ya sobrecargado que tiene la tarea de hacer cumplir nuestras leyes de inmigración», dijo Higdon durante la conferencia de prensa.

Higdon aseguró que le está pidiendo al alguacil Gerald Baker y otros alguaciles de Carolina del Norte que adopten una postura similar para reconsiderar.

«Lo que estoy tratando de hacer es explicarle a quien esté escuchando lo difícil que ha sido hacer cumplir la ley», dijo. «Esto solía ser una forma muy discreta de hacer cumplir la ley, y al negarse a honrar a los detenidos, hace que sea mucho más peligroso y difícil para todos los involucrados».

El año pasado, mediante el proyecto de ley HB370 los legisladores estatales trataron de exigir a los alguaciles que cooperaran con ICE o se enfrentaran a una posible destitución, pero el gobernador Roy Cooper vetó la propuesta.

Nombre de arrestados

«Esta operación más reciente apuntó a extranjeros criminales en general que han sido identificados en base a encuentros, es decir, arrestos criminales, con la policía local», señaló el fiscal.

Según ICE, los inmigrantes arrestados tenían cargos de robo, asalto, abuso sexual a un niño, posesión de drogas, resistirse al arresto. Se confirmó que un individuo era miembro de la pandilla callejera criminal transnacional Sureño 13 (SUR 13).

De los arrestados por ICE, ocho fueron deportados anteriormente y ahora están pendientes de enjuiciamiento federal. De ese grupo, siete han sido acusados ​​en el Distrito Este y uno en el Distrito Medio de Carolina del Norte.

«Cuatro de los individuos arrestados fueron identificados mientras estaban bajo la custodia de la Oficina del Sheriff del Condado de Wake. Un individuo fue liberado a pesar de que se detuvo a un sujeto sobre ese tema y a pesar de los cargos relacionados con el asalto de dos niños pequeños. Tres personas fueron liberadas antes de que ICE pudiera responder», informó ICE.

Entre los inmigrantes arrestados por ICE se encuentran José Isaias Montiel, Francisco Javier Contreras Villaverde, Luis Gerardo Soto Aguilar, Marden Giovanny Benles Ocampo, Victor Chapol Ambros, Manuel Antonio Reyes Moreno y Nelson Cruz Aquino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *