Raleigh.- El fin del porgrama 287g en el condado Wake, así como la oficialización que la oficina del alguacil de Durham no honrará las órdenes de detención de ICE, haría “inevitable los arrestos colaterales” de personas que no cuentan con estatus legal, indicó a Qué Pasa el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

Sean Gallagher, director de la Oficina de Campo de ICE en Atlanta, señaló que era mucho más seguro para los inmigrantes si los arrestos eran ejecutados en las cárceles.

“A pesar de los desafíos creados por esta decisión, el ICE mantiene su compromiso de hacer cumplir la ley federal, y esta decisión no significa que la ley de inmigración disminuirá en el condado de Wake”, dijo Gallagher.

De acuerdo con la funcionaria de ICE, la presencia de agentes del Servicios de Inmigración y Control de Aduanas se incrementará en barrios y lugares de trabajo.

“De hecho, los residentes deben esperar una presencia ICE más visible en el área de Raleigh-Durham, como ICE ahora tendrá más remedio que realizar más detenciones en los barrios y en los lugares de trabajo, lo que se traducirá inevitablemente en arrestos colaterales adicionales en lugar de detenciones en la cárcel donde la aplicación es más seguro para todos los involucrados “, puntualizó.