Raleigh.- Un oficial de policía de origen latino provocó un accidente de tránsito la tarde del último sábado en Raleigh al intentar girar a la derecha de manera inapropiada, cerrándole el paso a una camioneta en la que viajaba una familia hispana.

De acuerdo con el reporte de la Policía de Raleigh, el accidente ocurrió poco antes de las 6 pm del sábado 18 de mayo en la calle North Raleigh Boulevard, cerca de la intersección con Milburnie Road.

El oficial Isaac Pérez Jr., que viajaba en sentido sur a bordo de un vehículo no oficial giró sorpresivamente hacia la derecha para intentar tomar la Milburnie Road, invadiendo el carril en el que viajaba Josefina Hernández con su esposo y sus cinco hijos a bordo de una camioneta tipo SUV.

“Todo fue muy rápido, yo venía como a 40 millas por hora y no alcancé a frenar”, contó a Qué Pasa Hernández, cuya camioneta quedó destrozada luego de estrellarse contra el auto de Pérez.  “Yo pienso que él no nos vio porque venía hablando por teléfono”, añadió la mujer.

El reporte policial indicó que Pérez estaba intentando revisar una llamada de emergencia al momento del choque.

A consecuencia de la colisión, los dos vehículos terminaron impactando un poste de alumbrado público  y provocaron la caída de cables y un corte temporal del servicio eléctrico en el área.
Ninguno de los involucrados en el accidente resultó herido pero hasta el cierre de esta edición sólo Hernández, quien fue víctima de la mala maniobra del policía, había recibido cargos por conducir sin licencia y por llevar a uno de sus hijos sin la silla de seguridad para niños.

La mujer explicó a Qué Pasa que no planeaba llevar a sus dos hijos menores de 4 y 7 años, ya que sólo iba a recoger a sus niños mayores de sus clases de fútbol  y que por ello no tenía la silla de seguridad para el más pequeño.

Jim Suhgrue, vocero de la Policía de Raleigh, no respondió de inmediato a Qué Pasa sobre la situación del oficial Pérez, sin embargo declaró a WRAL que el caso continúa en investigación y que cuando esta termine se determinarán cargos o acciones disciplinarias para el policía.

Mientras, Hernández se ha quedado sin vehículo para ir a trabajar. “Es el único carro que tengo y no sé como voy a ir a mi trabajo”, dijo la mujer. “Pero lo material se recupera, gracias a Dios no le pasó nada a nadie”, agregó.