Raleigh.-Tal como lo adelantó el miércoles pasado el representante Harry Warren a Què Pasa, el proyecto de Ley HB 786 fue programado para su debate en el piso de la Cámara de Represantes el próximo 15 de julio.

El controvertido proyecto que incluye severas restricciones antiinmigrantes y otorgaría permisos de manejo restrictivos a los inmigrantes que viven en Carolina del Norte sin estatus legal, fue incluido en el calendario oficial de la Casa para la sesión que comenzará a las 7 de la noche del lunes.

La inclusión del proyecto para su debate se decidió casi dos meses después de que fuera aprobado por el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes.

La propuesta sustitutoria del proyecto que fue aprobada por el Comité de Finanzas llegará a la cámara con algunos cambios, tal como lo adelantó Qué Pasa el 12 de junio.

Entre los cambios destaca un agregado en la sección 9 del proyecto de ley respecto a la confidencialidad de la información que los aplicantes a los permisos de manejo restringidos tendrían que entregar al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

La enmienda indica que ninguna agencia o funcionario del Estado podría utilizar la información presentada como parte del proceso de solicitud de los permisos de manejo o tarjetas de identificación restringidas, con fines de expulsar del país a los solicitantes ni por cualquier otro propósito diferente a la la emisión de esos documentos.

Sin embargo, agrega que dicha sección no impedirá el uso de esa información para castigar los crímenes cometidos por el solicitante después de la expedición del permiso o de la tarjeta de identificación o los que aparezcan en su historia criminal tras ser sometido a una revisión de antecedentes que requiere el proyecto de ley.

Otro cambio aparece en la controversial número 5 autoriza a la policía a revisar el estatus migratorio de cualquier persona sospechosa de estar indocumentada.

En el texto sustitutorio se indica que la verificación del estatus migratorio no debe hacerse bajo la consideración de raza , color o etnicidad, excepto para los casos que estén permitidos bajo las constituciones de Estados Unidos y el Estado. Además, dicho proceso deberá hacerse lo más pronto posible dentro de las dos horas después de la parada o detención, a menos que la persona haya sido arrestada

Se advierte también que ninguna persona puede ser arrestada sólo porque su estatus no fue verificado y que dicho proceso no autoriza a extender el tiempo que una persona se encuentra bajo custodia.

En la misma secciòn se agregó  un apartado que indica que no más tarde del 1 de mayo de 2015, el Secretario de Seguridad Pública del estado deberá presentar un reporte al comité conjunto de supervisión legislativa en justicia y seguridad pública, sobre el primer año de aplicación de la ley.

Dicho reporte deberá incluir el número de personas paradas, detenidas o arrestadas en el estado, el número de personas cuyo estatus migratorio fue revisado, el número de inmigrantes que fueron encontradas sin autorización legal, además de las características raciales y origen nacional de todas ellas.

También se indica que las agencias de la ley de todos los niveles deberán cooperar con el Secretario de Seguridad Pública para colectar los datos del informe.