Raleigh.- Este 1 de junio comienza oficialmente la temporada de huracanes por lo cual las autoridades recomiendan a toda la población de Carolina del Norte estar preparada ante cualquier acontecimiento meteorológico.

Las tormentas tropicales y los huracanes pueden dejar muy afectadas a las comunidades, incluso después de que los vientos se han calmado, pues puede haber inundaciones, cortes de energía, interrupciones de servicios y tiempos más largos en las respuestas de emergencia.

“A medida que la temporada de huracanes comienza oficialmente esta semana, insto a todos los residentes de Carolina del Norte para prepararse para las tormentas que podrían afectar a nuestro estado mediante la creación de un equipo de suministros de emergencia, el aprendizaje de las rutas de evacuación y tener un plan para comunicarse con sus seres queridos durante y después de una emergencia”, dijo la senadora Kay Hagan en un comunicado.

De igual manera, recordó que a pesar de que Carolina del Norte estuvo a salvo del poder destructivo del huracán Sandy, el año pasado, la tormenta causó daños significativos en algunas comunidades costeras.

“En el caso de la temporada de huracanes las familias deben estar muy bien informadas, ya que esto es lo más importante para poder tomar decisiones correctas que les permitan mantenerse a salvo”, dijo Joselito García, vocero de la Cruz Roja en Carolina del Norte. “A pesar de que los huracanes dan más tiempo para prepararse, se recomienda que las personas tengan identificado el lugar que hay asignado en su área para refugio en caso de que haya inundaciones”.

Recomendó estar monitoreando permanentemente los medios de comunicación para conocer los meteoros que pueden llegar al estado y poder prepararse ante la éste.

Indicó que también es importante seguir preparados para los tornados que a pesar de que la época de mayor riesgo de formación pasa con la primavera, los huracanes, al momento de tocar tierra pueden formar tornados.

“Con los tornados el tiempo para prepararse es muy poco, así que es más difícil protegerse. Por esta razón la mejor manera de estar listos en una eventualidad es informarse, monitorear los diferentes medios y no hacer caso omiso de las alertas que se emiten” dijo García quien recomendó a las familias tener un plan de acción y saber cuáles son los lugares más seguros dentro de su hogar para que cuando ocurran todos busquen refugio” concluyó García quien recomendó visitar la página de Internet www.redcross.org para informarse o descargar las aplicaciones para teléfonos inteligentes que hay disponibles que les manetendrán informados sobre alertas y les ayudarán a tener planes de acción en caso de que haya una emergencia.

Tenga en casa

  • Botiquín de primeros auxilios, y medicamentos esenciales.
  • Comida enlatada y un abrelatas.
  • Por lo menos tres galones de agua por persona.
  • Ropa de protección, impermeables, y ropa de cama o sacos de dormir.
  • Radio a pilas, linterna y pilas de repuesto.
  • Artículos especiales para bebés, ancianos, o familiares descapacitados.
  • Instrucciones escritas sobre cómo desconectar la electricidad, el gas, y el agua si las autoridades le aconsejan hacerlo.

(Recuerde, necesitará que un especialista vuelva a co nectar el servicio de gas natural.)

Si hay alerta

  • Prepárese para cubrir todas las ventanas de su vivienda. Si las contraventanas (huracaneras) no han sido instaladas, utilice madera contrachapada precortada.
  • Llene el tanque de gasolina de su automóvil.
  • Compruebe de nuevo las sugerencias de las casas prefabricadas.
  • Preste atención a los consejos de las autoridades locales.

Recuerde

Advertencia: las condiciones de huracán son posibles en la zona especificada en la ADVERTENCIA, normalmente dentro de las próximas 36 horas.

Aviso: Las condiciones de huracán se pronostican en la zona especificada en el AVISO, normalmente dentro de las próximas 24 horas.