Foto: CBS7

Raleigh.- Una instalación de “Noche de Brujas” se encuentra en el frente de una propiedad en el centro de Raleigh para intentar convencer a la gente que se vacune contra el COVID-19.

El propietario de la casa acostumbra cada año a poner decoraciones ostentosas por la tradicional celebración del 31 de octubre. No obstante, ahora Jesse Jones utiliza su esqueleto gigante y lápidas aparentemente para asustar a los vecinos que no están vacunados, según varios reportes.

El esqueleto de 13 pies de altura incluye un mensaje que se traduce: “No vacunados, nos vemos pronto idiotas”, en alusión al peligro de perder la vida como consecuencia de una infección de coronavirus.

Esta inusual decoración se encuentra en una propiedad sobre Oakwood Avenue en el centro de la ciudad.

Foto: ABC11
Foto: WCNC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *