Raleigh.- A partir del año 2013, las familias ya no tendrán la potestad para elegir el colegio de sus hijos, si es que estos ingresan por primera vez en una escuela del Condado de Wake, según el nuevo plan de asignación escolar aprobado la semana pasada.

La nueva disposición prevé que los nuevos estudiantes se inscriban en una escuela “base”, designada por el sistema escolar de acuerdo al domicilio del alumno .

Este es el tercer plan que aprueba la Junta Escolar de Wake en tres años, y reemplaza el controverito “choice plan” que impulsó el destituído superintendente Tony Tata.

El nuevo sistema se adoptó con el fin de combatir la saturación de alumnos que padecen 13 escuelas del área, siete de las cuales ya han dejado de aceptar alumnos. A corto plazo afectará, principalmente, a 1500 estudiantes de Wake Forest y Rolesville, que ocuparán tres nuevas escuelas construidas allí: Richland Creek (Primaria), Rolesville Middle (Secundaria) y Rolesville High School (Preparatoria).

El nuevo plan no obligará a cambiar de colegio a ningún estudiante pues solo se aplicará para los nuevos alumnos o los que que se muden de residencia.

“El cambio beneficiará a los hispanos, porque da la opción a permanecer en el colegio actual o a mudarse, y a elegir entre horario tradicional o continuo, lo que aumenta la flexibilidad”, explicó a Qué Pasa María Rosa Rangel, vocera del sistema escolar de Wake.

Rangel indicó que en breve se iniciará una campaña por diferentes colegios para explicar el nuevo plan a los padres latinos.

“Ningún padre debe preocuparse. Se va a garantizar el transporte escolar para todos los alumnos”, señaló Rangel. Advirtió, sin embargo, que “si algún padre prefiere inscribir a su hijo en un centro distinto a su escuela base, el transporte correrá por su cuenta”.

Infórmese
Si desea más información, en en español, contacte con el Sitema de Escuelas Públicas de Wake County en el (919) 431-7404.