Garner.- Otra escuela en Carolina del Norte tuvo que tomar medidas de seguridad y blindar sus accesos ante una amenaza.

Un mensaje intimidante a través de un correo electrónico habría sido el detonante que activó las alarmas en South Garner High School, según un mensaje que el director envió a los padres de familia.

“Quiero que estén informados sobre los pasos que estamos tomando para proteger a nuestra escuela. Por favor sepa que todos los estudiantes y personal están a salvo”, escribió el director Roderic Brewington.

Nadie podía entrar ni salir de la escuela este lunes, mientras permanecía activo el “código rojo” y las autoridades investigaban las amenazas.

Una lectora de Qué Pasa envió un mensaje al periódico con información distinta, incluyendo presuntas detonaciones de arma y presencia de explosivos en el plantel.

“Vayan a South Garner High School, en estos momentos tienen encerrado a los alumnos. Hubo disparos y dicen que hay una bomba”, escribió a las cuentas de redes sociales del medio. No obstante, esta última versión resultó ser falsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *