Raleigh.- “Ahora sí es el momento de aplicar a DACA”, indicó el abogado Raúl Pinto del Centro de Justicia de Carolina del Norte al comentar sobre la reactivación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que permitirá a miles de jóvenes indocumentados traídos por sus padres a Estados Unidos siendo niños estar bajo el amparo de este programa migratorio.

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) publicó el martes las guías para la aplicación por primera vez a esta Acción Diferida y para los permisos de viaje (advance parole), los cuales quedaron cancelados tras la decisión del gobierno del presidente Donald Trump de poner fin a DACA.

La reactivación del programa, creado por el expresidente Obama en 2012, surge después de la orden del juez federal Nicholas Garaufis de Nueva York para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) activara en su totalidad el programa, que incluye la renovación del permiso de trabajo por dos años.

“Ahora prepárense, empiecen a buscar sus documentos para aplicar, hablen con abogados y no con notarios”, dijo a Pinto a Qué Pasa. “Van a ver muchas personas que eran elegibles pero que no pudieron calificar (por la cancelación del programa)”.

La tarifa para solicitar DACA, incluida la autorización de empleo y servicios biométricos es $495, y no puede solicitar una exención.

 

Para aplicación por primera vez

Pinto explicó que las directrices de USCIS para aplicar por primera vez y renovar son las mismas que cuando se lanzó el programa.

Es decir, que la persona debe haber llegado a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años y  demostrar presencia física sin interrupción en el país desde 2007.

Además, debe haber completado sus estudios o estar inscrito en cualquier programa educacional.

“Pueden estar estudiando el GED o Inglés como Segunda Lengua (ESL) en un colegio comunitario, por ejemplo”, dijo el abogado.

Otro requisito para ser elegible de DACA es no tener más de dos delitos menores, una felonía o un delito significativo.

En la directrices USCIS indica que “los delitos menores que involucran distribución o tráfico de drogas, manera bajo la influencia del alcohol (DWI), violencia doméstica, abuso sexual o explotación, robo, o posesión ilegal o uso de un arma de fuego, podrían constituir delitos menores significativos sin importar la sentencia impuesta”.

 

Advance parole

La reactivación también impacta en los permisos de viaje conocidos como advance parole. Al respecto el abogado recomendó a los beneficiarios de DACA casados con un ciudadano americano solicitar este permiso dado que una entrada legal podría ser beneficiosa en su ajuste de estatus.

Pero, advirtió que es importante “hablar con un abogado antes de salir del país para que se tenga un análisis de factores de inadmisibilidad”.

Recordó que el pedido de advance parole se solicita en casos humanitarios, de negocios y estudios.

 

Renovaciones

Los jóvenes indocumentados con DACA que vieron disminuido a un año el tiempo del permiso de trabajo, verán una ampliación automática a dos, según explicó Pinto. Y los que renueven a partir de ahora, lo harán por dos años.

 

Se necesita una ley

Desde que comenzó la batalla legal en las cortes, los jóvenes inmigrantes han visto su futuro pendiente de un hilo.

María Gónzales, beneficiaria con DACA y activista, pidió al Congreso federal una solución para poner fin a la incertidumbre.

“Para mi una solución final sería que el Congreso pasara una ley con camino para la ciudadanía para todos con DACA, los que no pudieron y para nuestros padres. Esta ventana es solo una ventana. Estamos afortunados de poder seguir con DACA pero necesitamos más”, dijo a Qué Pasa.

Un pedido similar hizo Pinto. “Queremos que esta reactivación del programa no detenga un arreglo permanente. Es ridículo que tengamos DACA un día sí y otro no. Las personas que tienen DACA merecen un arreglo fijo porque su colaboración con las comunidades es inmensa”.

Mientras que para Carla Mena, quien está bajo la protección del programa desde el 2012, la reactivación de DACA ayuda a entender el impacto de poder adquisitivo de los jóvenes que fueron traídos por sus padres a los Estados Unidos .

“Al mismo tiempo nos demuestra que tenemos el poder para seguir luchando por una reforma equitativa y humana. Celebremos pero no olvidemos que DACA nunca ha sido la solución para nuestras comunidades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *