Raleigh.- Casi 200 personas acudieron el pasado lunes a la Iglesia Católica San Rafael para despedir a José Luis Rosales Navas, el trabajador fallecido al desplomarse un puente peatonal en construcción en el Campus Norte del Colegio Comunitario Wake Tech.

El padre Bruce Bavinger ofició una misa de cuerpo presente en la que se rindió un emotivo homenaje al trabajador fallecido en presencia de sus familiares y amigos, como también miembros de la comunidad que aunque no lo conocieron asistieron al servicio.

“Me vi un poquito más reforzada moralmente, ahorita que estamos desmoronados por la pérdida de mi esposo. Doy las gracias a las personas que me acompañaron en este día y en el funeral”, dijo Sonia López, esposa del fallecido luego de la misa.

Rosales Navas, de 42 años y padre de tres hijos de 17, 10 y 7 años, respectivamente, fue despedido también el domingo en una ceremonia realizada en una funeraria en Sanford.

Durante la misa, el lunes, el padre Bavinger recordó el pasaje bíblico de Lázaro, quien fue resucitado por Jesús.
“Como le dijo Jesús a Marta (hermana de Lázaro) el que cree en mi aunque haya muerto vivirá”, recordó el sacerdote. “La resurrección es la victoria de Jesús sobre la muerte”.

López también homenajeó a su esposo durante la misa.

“Quiero pedir que lo recordemos porque era un buen hombre, un buen esposo, un buen padre, un buen amigo .Y para él quiero pedir un aplauso porque era muy alegre”, dijo López, cuyas palabras fueron respondidas con aplausos de todos los asistentes.

Tras la misa, los restos mortales de Rosales Navas fueron enviados Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero donde el martes fue sepultado.

El Consulado de México pagó todos los gastos del traslado.

NOTAS RELACIONADAS