Charlotte.- Ahora que se ha revelado que el acusado de ser el autor de la matanza de El Paso, Patrick Crusius, publicó un manifiesto contra la “invasión de los mexicanos”, cobra relevancia el fallecimiento de John Tanton, el individuo que impulsó las principales organizaciones antiinmigrantes del país y la filosofía en contra de los inmigrantes que conduce la administración del Donald Trump.

El Centro Jurídico de Pobreza del Sur (SPLC), que le hace seguimiento a los grupos de odio contra los inmigrantes, hizo un artículo sobre la herencia dejada por Tanton. Aquí algunos de los apartes del escrito.
 

Organizaciones nativistas
John Tanton, el arquitecto racista del movimiento antiinmigrante moderno, ha dejado un legado que generó más de una docena de organizaciones nativistas, impulsó una agenda antiinmigrante durante cuatro décadas y encontró amigos en la Casa Blanca.

Tanton creó grupos que se anunciaron a sí mismos como grupos de expertos y grupos de presión basados en hechos reales. En cambio, esos grupos difundieron propaganda contra los inmigrantes que se ha convertido en un elemento central de la política de inmigración del presidente Trump.

Tanton, de 85 años, murió el 16 de julio en Petoskey, Michigan. La Federación para la Reforma de Inmigración Americana (FAIR), un grupo de odio designado por SPLC que Tanton lanzó en 1979, anunció su muerte en un comunicado de prensa.

 

Las tres grandes
La influencia antiinmigrante de Tanton va mucho más allá de FAIR. Fundó o financió 13 organizaciones antiinmigrantes, incluidos tres de los grupos antiinmigrantes más influyentes en los Estados Unidos: FAIR, el Centro de Estudios de Inmigración (CIS) y NumbersUSA, conocidos como los “Tres Grandes”.

Estos grupos hablaron en las sesiones informativas del Congreso y proporcionaron entrevistas con los medios de comunicación como The Associated Press y The New York Times, mientras expresaban su racismo en términos más agradables.

El legado antiinmigrante de John Tanton generó más de una docena de organizaciones nativistas.

Los Tres Grandes también tienen conexiones cercanas con varias personas en la administración Trump. A medida que el presidente intensifica sus políticas antiinmigrantes, los extremistas de la red de Tanton están encontrando posiciones de autoridad dentro de la administración.

 

Los blancos amenazados

Las opiniones de Tanton se revelaron por primera vez cuando una serie de memorandos privados que escribió a los líderes de FAIR se filtraron a la prensa. En un memorando de octubre de 1986, escribió: “A medida que los blancos vean que su poder y control sobre sus vidas están disminuyendo, ¿simplemente se irán silenciosamente a la noche? ¿O habrá una explosión?”.

FAIR, el brazo de acción del movimiento, despliega regularmente a sus empleados para presionar a los legisladores para que introduzcan legislación antiinmigrante en las legislaturas estatales de todo el país. Sus esfuerzos de cabildeo para derogar la ciudadanía por derecho de nacimiento y prohibir la ley de santuarios abarcan décadas.

 

Reducir la inmigración

La autodescrita misión de FAIR es reducir la inmigración general y tiene grandes aliados en la Casa Blanca o conectados a ella. Los aliados incluyen a los ex empleados Julie Kirchner, que ahora se desempeña como defensora del pueblo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), John Zadrozny, un funcionario del Departamento de Estado e Ian Smith. Smith tuvo períodos en el Departamento de Estado y el Consejo de Política Nacional, pero finalmente tuvo que renunciar en agosto de 2018 después de que los correos electrónicos filtrados lo vincularan con los nacionalistas blancos Richard Spencer y Jared Taylor.

 

Grupo de odio

El Centro de Estudios de Inmigración, el grupo de expertos del movimiento dirigido por Mark Krikorian, publica regularmente informes desacreditados sobre inmigrantes. Los informes de la CIS han sido ampliamente criticados y desacreditados por grupos como el Centro de Política de Inmigración y el Instituto CATO. Aun así, el grupo de odio ha ganado legitimidad en la administración de Trump.

A principios de 2017, Stephen Miller, asesor principal de la Casa Blanca, citó un estudio de CIS en defensa de la orden ejecutiva de Trump que prohíbe la inmigración de siete países de mayoría musulmana. “En primer lugar, 72 personas, según el Centro de Estudios de Inmigración, han sido implicadas en actividades terroristas en los Estados Unidos que provienen de esas siete naciones, punto uno”, dijo Miller en “Meet the Press” de NBC. Sin embargo, The Washington Post desacreditó los datos este tema de conversación.

 

Políticas de Trump

En abril de 2016, CIS publicó una “lista de deseos” de políticas, muchas de las cuales han sido implementadas por la administración Trump. Estas políticas van desde la terminación del programa de lotería de visas de diversidad hasta las admisiones de refugiados. En septiembre de 2018, el secretario de Estado Mike Pompeo anunció el límite de refugiados más bajo desde la aprobación de la Ley de Refugiados en 2018.

Krikorian aparece en la prensa y en programas de televisión que van desde Fox & Friends, donde habló sobre inmigración con el ex director interino de ICE Thomas Homan, hasta C-SPAN, donde defendió la inclusión de material del sitio nacionalista blanco VDARE en el boletín semanal de CIS .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *