Raleigh.- Un debate público organizado por El Pueblo con participación de seis candidatos de tres competencias electorales diferentes permitió poner en la discusión diversos temas que afectan a la comunidad inmigrante, especialmente el discutido programa de deportación 287g que se aplica en Wake desde el año 2008.

El alguacil Donnie Harrison, republicano que busca la reelección en las elecciones del 4 de noviembre, y su contendor demócrata Willie Rowe dieron sus puntos de vista sobre el programa, el primero lo defendió con firmeza y el segundo no lo cuestionó, aunque sí prometió reevaluarlo de llegar al cargo.

El programa 287g es una colaboración entre las agencias del orden locales y la Policía de Inmigración o ICE, por sus siglas en inglés.

Bajo ese programa, desde julio de 2008 hasta marzo de este año, la oficina del alguacil de Wake procesó a 8,035 inmigrantes, de los cuales 7,042 no eran criminales, según las últimas cifras entregadas a Qué Pasa.

“Lo que puedo decir esque el programa funciona”, dijo Harrison quien argumentó que sus oficiales tratan a todos los residentes del condado de la misma manera, sin importar su raza, origen o estatus migratorio.

“El problema es cuando paramos a una persona que no tiene un ID o tiene múltiples nombres, entonces tenemos que llevarlos a la cárcel donde está la oficina del programa 287g”, dijo Harrison. “Pero lo que ICE hace después está fuera de nuestro control”, afirmó.

Tras el debate, Harrison insistió en una entrevista con Qué Pasa sobre la validez del programa 287g y afirmó que lo mantendrá si es reelecto en noviembre.

“Sí, vamos a continuar (con el programa 287g) hasta que veamos que ya no lo necesitemos, pero no sé cuando eso pueda pasar”, dijo Harrison.

Rowe replicó que de llegar al cargo evaluará el programa 287g y advirtió que trabajará para que el condado sea seguro para todos, sin importar si los residentes son extranjeros o indocumentados.

“El programa tiene que ser reevaluado”, afirmó Rowe quien en una entrentrevista con Qué Pasa previo al debate había expresado su preocupación por el programa.

“Voy a revisar ese programa, creo que es más reactivo que proactivo y mi meta es asegurarme de que el condado Wake sea seguro para toda la gente”, dijo.

El candidato demócrata también dijo que apoyará cualquier medida que tome el gobierno federal que permita que los inmigrantes sin estatus que no son criminales puedan vivir en el país legalmente.

Los dos candidatos también cruzaron opiniones respecto a las certificaciones de Visas U, las cuales son requeridas para que inmigrantes víctimas de ciertos crímenes puedan obtener estatus legal en el país.

Harrison dijo que no firma dichas certificaciones porque ese es un trabajo del fiscal de distrito, mientras que Rowe dijo estar dispuesto a colaborar con cualquier persona que tenga pruebas de un crimen que puedan ser llevadas a una corte.

Además de los candidatos a la oficina del alguacil, participaron del debate los aspirantes a Fiscal de Distrito, el republicano John Bryant y la demócrata Nancy Freeman, así como los que postulan al cargo de Secretario de la Corte del condado, la republicana Jennifer Knox y el demócrata Sam Bridges.

LO QUE ELLOS DIJERON:

“Si una persona no puede probar su identidad lo tenemos que llevar con ICE. Eso funciona para todos”. Donnie Harrison

 

“El programa 287g debe ser reevaluado para ver qué tan efectivo es. Es más reactivo que proactivo”. Willie Rowe

 

“Que todas las personas tengan licencias de conducir solucionaría problemas en la cortes”. Sam Bridges

 

“Además de los documentos de en español, hay que saber que muchos no entienden los procesos”.Jennifer Knox

 

“Hay que buscar que se haga justicia y tratar a todos por igual. Si las reglas están mal, cambiarlas”. John w. Bryant

 

“Hay que asegurarnos que el sistema de justicia funcione bien y que la comunidad pueda confiar en él”. Nancy L. Freeman