Raleigh.- Ocho inmigrantes adultos alcanzaron el sueño de completar sus estudios básicos y recibieron la semana pasada sus respectivos certificados a través del programa educativo Plaza Comunitaria que opera desde hace ocho años en el Colegio Comunitario Wake Tech, con apoyo del Consulado de México.

Los graduados, uno de primaria y siete de secundaria, recibieron sus certificados oficiales expedidos por la Secretaría de Educación Pública de México, en una ceremonia a la que asitó el cónsul de México, Javier Díaz de León.

Se trata de Ana María Arter, Sonia Bacilio Abarca, Rocio Bonilla, Monica Larios Tadeo, Ruben Larios García , Verónica Nonato, Juan Carlos Ruiz y Graciela Tolentino, quienes complearon el programa el año pasado.

Todos ellos tienen historias similares. Abandonaron la escuela cuando eran menores, generalmente para trabajar y ayudar a sus familias, y luego emigraron a Estados Unidos, dejando inconclusa su educación.

“Para mi es un orgullo haber podido terminar mi secundaria, me siento feliz porque logré algo que siempre había querido”, dijo a Qué Pasa Veronica Nonato, de 25 años y originaria de Michoacán, México.

Nonato, quien llegó hace 10 años al estado y es madre de tres niños, completó su secundaria con el objetivo de luego obtener su título de GED, equivalente de High School, para después intentar cumplir su gran sueño de convertirse en enfermera.

Juan Carlos Ruiz, de 35 años y originario de Veracruz, también dejó la escuela en el primer año de secundaria por ayudar a su familia y pensó que nunca podría retomarla hasta que se enteró del programa Plaza Comunitaria, en La Posada, el evento navideño de Qué Pasa, en diciembre.

“Es algo algo que tenía pendiente en mi vida. Se abrió esta oportunidad y decidí tomarla. Ahora quiero sacar el certificado de GED y posiblemente una carrera técnica”, dijo Ruiz, quien emigró a Estados Unidos hace 18 años.

Entre los graduados estuvieron también Rubén Larios y su hija Mónica, quienes estudiaron juntos y completaron su secundaria en el programa.

Maribel Madera, directora de Aprendizaje Internacional y Educación Vocacional de Wake Tech, destacó la perseverancia de los estudiantes.

“Cada año nos sentimos más orgullosos de nuestros estudiantes, ver que terminan sus clases y cumplen sus objetivos nos llena de orgullo”, dijo.

Madera también reconoció la labor de la tutora voluntaria Amparo Rojas Cardozo, quien donó su tiempo para enseñar a los alumnos del programa.

Desde que comenzó el programa Plaza Comunitaria en Wake Tech en el año 2006, se han otorgado más de 100 certificados oficiales.

Fotos Jorge Linares