Durham.- El alcalde de Durham, Steve Schewel, y oficiales de las fuerzas del orden han hablado esta mañana en rueda de prensa sobre el incremento de la violencia en Durham que está azorando la ciudad estas primeras semanas del año.

En lo que va de 2019, ya se han cometido 6 homicidios (cinco en la ciudad y uno en el condado); tres de los cuales han sido casos de violencia doméstica. El alcalde ha dicho que estos crímenes han sido “terribles”, pero que esta situación es una “anomalía” y no quiere que “perdamos de vista el panorama general”.

“Durham es una ciudad segura, más segura que otras ciudades de este país del mismo tamaño y el crimen armado no ha aumentado este año”, ha dicho Schewel. “De hecho, […] en el último año el crimen armado ha bajado mucho”.

En 2018 hubo 866 crímenes relacionados con armas de fuego en Durham, una cifra inferior que los ocurridos en 2017, en 2016 y en 2015, según Schewel. Además, “en 2018 los crímenes cometidos con armas se redujeron un 20% con respecto al año anterior”, ha explicado. “Es un número enorme. Dudo que haya otras ciudades en este país que hayan alcanzado tal logro en la reducción del crimen armado”.

La jefa de la policía de Durham, Cerelyn J. Davis, ha dicho que “las cifras de incidentes violentos ocurridos este 2019 son absolutamente inconsistentes con los patrones de crimen que tuvimos durante el mismo periodo en 2018”, y ha añadido que “…aunque el nuevo año ha tenido un comienzo desafiante, planeamos utilizar todos los recursos de que disponemos para asegurar que reducimos este repunte reciente”. Según ha explicado, el Departamento de Policía plantea incrementar las patrullas en las zonas donde los crímenes recientes han ocurrido.

Llamamiento a tener “leyes de armas con sentido común”
El alcalde Schewel ha dicho que es necesario “tener leyes de armas con sentido común en el Estado” que aboguen por una obtención y un uso de las armas más restringido. “Necesitamos chequeos de antecedentes y asegurarnos que en los mercadillos donde venden armas se prohíban”. Una propuesta apoyada por el nuevo alguacil del condado, Clarence Brikhead quien ha enfatizado la facilidad con la que los jóvenes tienen acceso a las armas.

“Hay muchas armas en nuestra comunidad”, ha dicho Birkhead. “Estoy hablando con nuestros líderes en Raleigh sobre una legislación de armas más inteligente que limita el acceso a las armas para la gente joven. Hay jóvenes que me dicen que es más fácil conseguir una arma que comida y esto es inaceptable”.

Según Davis, la policía de Durham confiscó 870 armas ilegales de las calles durante el año pasado. “120 movidas a través de un negocio local” y ha añadido que muchas eran robadas.