Raleigh.- En dos días consecutivos en Raleigh, una de las peores pesadillas para un padre estuvo cerca de convertirse en una realidad posible: el secuestro de un hijo en el camino entre la casa y escuela.

El miércoles y jueves de la semana pasada, en escuelas diferentes, dos alumnos reportaron que un hombre intentó raptarlos en el trayecto de la casa a la escuela. En ambos incidentes los jóvenes escaparon, aunque los sucesos activaron fuertes dispositivos de seguridad en los alrededores de los planteles escolares donde se registraron los hechos. Hasta el momento, la policía no ha informado sobre arrestos por estos casos.

El primer intento de secuestro se registró el miércoles 29 de septiembre, cuando un menor iba camino a la escuela Martin Magnet Middle, ubicada al noroeste de Raleigh, cerca del hospital UNC Rex.

Un sujeto de edad avanzada, a bordo de una camioneta roja tipo pickup, se aproximó al alumno que caminaba por Ridge Road e intentó atraparlo, según las versiones compartida por las autoridades escolares a los padres de familia y reportado por WRAL.

“Me complace reportar que el estudiante escapó, corrió a la escuela por ayuda y está a salvo con su familia ahora”, dijo la directora a los padres, según WRAL.

Al día siguiente, el jueves 30 de septiembre, un hombre habría intentado jalar a un estudiante que recién salía de la escuela primaria Root y le ordenó que se metiera a un automóvil. No obstante, de nueva cuenta el estudiante logró escapar, según comentó la directora del plantel escolar a los padres de familia y reportado por WRAL.

En este segundo incidente al norte de Raleigh, el presunto secuestrador fue descrito como un sujeto de más de 30 años que conducía un automóvil sucio, tipo sedan y color gris, que podría ser de marca Honda, de acuerdo con el testimonio del niño a las autoridades escolares.

Los consejos del distrito escolar

Ante esta temible situación, el distrito escolar del condado Wake emitió una serie de recomendaciones para trasladarse de manera segura a la escuela, así como para lidiar emocionalmente con este tipo de incidente.

“Cuando los niños se enteran de incidentes traumáticos como este, no es inusual que se sientan ansiosos, tristes, temerosos, enojados o vulnerables”, indica la información publicada por el distrito escolar y sugiere “fomentar la discusión, apoyar los sentimientos y sugerir acciones positivas” para ayudar a su hijo.

Las autoridades escolares también recomiendan monitorear las actividades de sus hijos en las redes sociales.

“En momentos de incertidumbre, los adolescentes a menudo comparten sus emociones con sus compañeros en redes sociales”, detalla el material informativo del distrito escolar de Wake, al señalar la importancia de ser consciente sobre los mensajes que comparte el menor con sus amigos.

“También, por favor hable con su hijo sobre formas sanas de lidiar con las emociones”, recomienda el distrito escolar y detalla que, para afrontar ciertos retos, los adolescentes necesitan aliento especial como hablar con sus padres, maestros u otros adultos.

Tips de seguridad para los jóvenes:

No hablar con extraños.

No aceptar nada de extraños.

No ir a ningún lugar con alguien que no conoce.

Si se le acerca un extraño, busque ayuda inmediatamente.

Si está solo, corra a salvo de la situación.

Utilicen el sistema de compañeros. Evite caminar solo.

Si alguno de los padres puede, camine con su hijo a la escuela o haga equipo con un adulto de confianza para que lleve a sus hijos a la escuela.

Cuando el menor busque ayuda, vaya siempre con un adulto de confianza: un maestro o entrenador, un policía, otro padre o hermanos mayores.

“Si un extraño te agarra, haz todo lo posible para evitar que te alejen. Tírate al suelo, patea, golpea, muerde y grita. Haga lo que sea necesario para atraer la atención de otras personas que puedan ayudarlo”, es una de las instrucciones que recomienda el distrito de escuelas públicas para los jóvenes, quienes además deben informar cualquier actividad sospechosa a su escuela o a la policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *