Rocky Mount.- Debido a una escasez mundial de aluminio la División de Vehículos Motorizados de Carolina del Norte (DMV) suspenderá suspender indefinidamente el reemplazo de las placas de matrícula antiguas.

Indicó además, que se está tomando la medida para ayudar a garantizar que haya suficiente material para producir planchas por primera vez.

La producción normal de planchas por primera vez es de 400 a 500 por día. Pero el programa de reemplazo de placas antiguas, aprobado por la Asamblea General, significó que la cifra este año ha sido aproximadamente 10 veces mayor.

Es así como se produjeron más de 640.000 placas de reemplazo en los primeros cuatro meses de este año. Se prevé que se necesitarán alrededor de 1,4 millones para el resto del 2021.

Sin fecha

De acuerdo con el DMV, la compañía Corrections Enterprises, que se encarga de la producción, tiene suficiente aluminio a mano para fabricar unas 160.000 chapas y se espera otro envío del metal a mediados de este mes.

Sin embargo, el DMV no sabe cuándo se reanudará la emisión de las placas de reemplazo.

Si la suspensión continúa hasta fines de este año, es probable que terminar la fase 1 ocurra en 2022, y la fase dos en 2023.

«Inicialmente se suponía que el reemplazo de las placas comenzaría el 1 de julio de 2020, pero se retrasó hasta este año debido a los impactos de COVID-19», señaló el DMV.

La fase uno del programa de reemplazo cubre las placas regulares de vehículos y motocicletas.

El segundo año es para placas especiales más antiguas, incluidas placas personalizadas, comerciales, permanentes, municipales y estatales, para alquiler, concesionarios, remolques y vehículos agrícolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *