Raleigh.- La economía en general y el mercado laboral en particular mejorían mucho en Carolina del Norte si es que las licencias de conducir se volvieran a otorgar a los inmigrantes indocumentados, pero no como una forma de identificación sino un simple permiso para manejar.

Esa fue una de las principales conclusiones que dejó el primer Foro de la Red de Negocios Hispanos y Latinos que se celebró en Raleigh el pasado viernes 30 de noviembre con la participación de más de un centenar de personas, entre ellas autoridades estatales y representantes del sector empresarial y del comercio.

El principal orador del encuentro empresarial fue J. Keith Crisco, secretario de Comercio de Carolina del Norte, quien admitió la necesidad de cambiar las leyes para que se otorguen las licencias de conducir a todas las personas que viven en el estado.

“En Illinois, por ejemplo, la licencia de conducir solo sirve para conducir, no para identificarse. Si conseguimos que algo así pueda suceder aquí en Carolina del Norte, miles de personas podrán conducir su auto, pagar un seguro y salir a trabajar cada día sin tener que estar escondiéndose”, señaló Crisco.

“Debemos de ser nosotros, los ciudadanos, los que forcemos a los legisladores a adaptar las leyes a la nueva realidad”, agregó el Secretario de Comercio de Carolina del Norte.

Durante el evento, organizado por la Oficina de Asuntos Hispanos de la Gobernación y la Secretaría de Comercio de Carolina del Norte, intervenir personalidades destacadas del mundo de los negocios hispanos en el estado, quienes destacaron el aporte de los inmigrantes latinos a la economía estatal y nacional.

Entre ellos destacaron John Herrera y Luis Pastor, de Latino Credit Union, así como la directoras de la Cámara de Comecio Hispana de Carolina del Norte, Leonor Clavijo, y Astrid Chirinos, directora de la Cámara Latinoamericana de Comercio de Charlotte, entre otroas.

“Hemos hecho un esfuerzo a nivel estatal para preparar este foro realizado por norcarolinos para ofrecer lo mejor de nuestra comunidad a Carolina del Norte y la respuesta ha sido muy positiva”, resumió satisfecha tras el encuentro Matty Lazo-Chadderton, directora de la Oficina de Asuntos Hispanos de la Gobernación.

“Aquí en Carolina tenemos la prueba de cuánto puede ofrecer la comunidad latina a este país”- enfatizó Lazo-Chadderton- “con instituciones financieras como el Banco de la Gente, las cámaras de comercio o el NC Economic Development Board, donde los latinos tenemos mucho que decir”.

Cada uno de los participantes aportó su punto de vista personal acerca de las posibilidades que el mercado hispano puede ofrecer a Carolina del Norte “como un pueblo diverso y enérgico”, destacó Lazo-Chadderton.

Esta es la primera vez que la gobernación organiza un evento de este calibre a nivel estatal, y desde la Oficina de Asuntos Hispanos, confían en que pueda haber una segunda edición, dada la afluencia registrada el viernes de la semana pasada.