Pittsboro, NC, 10 may 2016.-  Detectives lograron recuperar $10,000 de un residente del Condado de Chatham, quien fue víctima de una estafa telefónica, informaron las autoridades.

De acuerdo a la oficina del Alguacil del Condado Chatham, el estafador convenció a la víctima que había ganado varios premios pero que para cobrarlos, primero necesitaba pagar impuestos y cargos sobre las ganancias.

El detective Mike Copeland, un investigador de delitos financieros, fue capaz de recuperar el dinero en efectivo y devolverlo a la víctima, que no fue identificada, informó la oficina del alguacil en un comunidado.

“Los estafadores quieren los ciudadanos actúen sin pensar. Nunca envíe dinero en efectivo o entregue información financiera, a un extraño en el teléfono” dijo Copeland.

El detective también recomendo a las personas denunciar las estafas a las autoridades tan pronto como sea posible y no sentirse avergonzados o incómodos.