Jessica Cortez Luna
Jessica Cortez Luna. Credit: Cortesía

Durham.- Esta semana se cumple un año de la muerte de Jessica Cortez Luna, asesinada a balazos presuntamente por su pareja la madrugada del 26 de diciembre de 2020.

Doce meses después del trágico incidente, las autoridades todavía no han capturado al sospechoso. Estos días, su familia la recuerda y pide que se haga justicia.

“Estamos enojadas porque no se ha hecho justicia. Pensamos que como somos hispanos no nos ponen atención. Nos han dejado en el olvido”, dijo a Qué Pasa, María Cortez Luna, hermana mayor de la víctima.

En un correo a este medio, el Departamento de Policía de Durham indicó que “por ahora no hay novedades en el caso” y confirmó que todavía no se ha llevado a cabo el arresto de Jorge Maya Gómez, quien fue identificado por las autoridades como principal sospechoso del homicidio. Maya era la pareja de la víctima.

Los hechos

El asesinato ocurrió un día después de Navidad. Hacia las 2:15 de la madrugada, los oficiales se dirigieron a una vivienda en Capstone Drive, al sur de Durham. Allí encontraron el cuerpo de Cortez.

Las autoridades señalaron que Maya huyó en un Chevrolet Silverado negro y describieron al sujeto como un hombre hispano de unos 6 pies de altura, de complexión delgada, cabello castaño corto y una barba de chivo larga.

Un año después del incidente, la hermana de la víctima sigue pensando que el fugitivo está en México y dijo que ella y su familia se sienten “deprimidas e impotentes al no poder hacer nada” desde Carolina del Norte, más que esperar a que se resuelva el caso. 

Jorge Maya Gómez. Credit: Cortesía

Una relación tóxica

La relación entre Cortez y Maya era complicada y violenta, de acuerdo con la hermana de la finada. La pareja vivía en Tampa, Florida, y habían viajado a Carolina del Norte para pasar las fiestas navideñas. Cortez tenía cuatro hijos, dos de los cuales eran de Maya.

“Tenían una relación tóxica. Él era muy posesivo, violento… y más cuando tomaba, se ponía peor”, contó a Qué Pasa Cortez, días después del homicidio. “Esa noche él había tomado, tenía un arma y creo que con esa (arma) la asesinó”.

Hasta la fecha, la policía no ha dado detalles de lo que ocurrió aquella noche.

Desde el incidente, los cuatro hijos de la víctima viven con su abuela, en Durham.

El recuerdo

Este año ha sido un calvario para la familia Cortez. “Ha sido muy duro para todas nosotras. Lo hemos pasado muy mal”, dijo la hermana de la víctima. “La Navidad ya no va a ser igual”.

En el pasado, las hermanas se reunían para pasar las fiestas en familia, pero este año Cortez prefiere no celebrar. “No quiero que me venga el recuerdo de lo que pasó. No quiero pasarla mal”.

Lo que sí hará, dijo, es rememorar los buenos momentos vividos con su hermana.

“Extraño sus visitas. Cuando ella siempre venía a mí casa a visitarme o yo iba con ella. También extraño que me mandara mensajes”, recuerda.

Si tiene información del paradero de Jorge Maya Gómez llame a CrimeStoppers al (919) 683-1200.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.