Rolesville.- Un mensaje que fue recibido como una “amenaza potencial” hacia una escuela en el condado Wake provocó que se activara un “código rojo” en el plantel.

Tras contactar a la policía, todas las puertas en Rolesville High School quedaron cerradas. Nadie puede entrar o salir mientras las autoridades hacen su trabajo de investigación, explicó la directora de la escuela en un mensaje a los padres.

“Quiero informarles de los pasos que estamos tomando para proteger a nuestra escuela”, escribió la directora Dhedra Lassiter. “Por favor sepa que todos los estudiantes y personal están a salvo”.

La titular de la de la escuela que forma parte del distrito de escuelas públicas del condado Wake afirmó que las medidas son puramente preventivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *