El 5% de las personas sin hogar en Orange son hispanas.

Chapel Hill.- El número de personas que sufren por haber perdido su hogar alcanzó niveles “alarmantes” en la actual pandemia de COVID-19.

En el condado Orange, famoso por ser uno de los más prósperos en Carolina del Norte, el aumento de individuos sin un lugar fijo para vivir aumentó más del 40 por ciento desde enero del 2020 y el número de personas en situación de calle, sin un techo para refugiarse, subió de 19 a 36 personas, según el último conteo que se realizó en el condado.

“Estamos alarmados por los grandes aumentos que hemos visto en la cantidad de personas sin hogar”, dijo Rachel Waltz, gerente de programas para personas sin hogar de la Asociación del Condado de Orange para Acabar con las Personas sin Hogar (OCPEH), quien también señaló que resta un largo camino para terminar con este problema llenando los vacíos en el sistema.

OCPEH realizó su conteo anual para calcular los números de personas sin techo en Orange y según sus estadísticas, encontraron a 176 personas sin una vivienda casa en el condado y 36 que viven sin ningún tipo de refugio.

Los hispanos representaron el 5 por ciento de los contabilizados. El 72 por ciento de las personas sin hogar son hombres, el 84 por ciento tiene más de 25 años cumplidos y el 94 por ciento son adultos solos sin familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *