Raleigh, 22 de enero 2016.- Aunque la acumulación de nieve en el área del Triángulo fue de menos de una pulgada, las condiciones de las calles y carreteras siguen siendo peligrosas debido a la tormenta invernal que afecta a Carolina del Norte desde la noche del miércoles, por lo que las autoridades insistieron en su llamado para que la población se mantenga en sus hogares.

En Durham, la policía informó que se habían reportado al menos 18 accidentes de tránsito dentro de los límites de la ciudad desde la medianoche del miércoles hasta cerca del mediodía de hoy, aunque ninguno con consecuencias fatales.

La mayoría de esos accidentes fueron choques simples que involucraron vehículos que resbalaron y se salieron del camino, pero no hubo heridos graves, según indicó la policía de Durham.

En el más grave incidente registrado hasta esta tarde en Durham, un camión de Fedex quedó atravesado en la carretera I-85 Norte cerca de Guess Road al intentar evitar chocar con una camioneta SUV descontrolada por las condiciones resbaladizas de la vía, la cual fue reabierta poco después, informó la policía.

El Departamento de Policía de Durham indicó también que recibió varios reportes sobre carreteras congeladas, por lo que instó a los miembros de la comunidad a mantenerse aalejados de las rutas.

En Raleigh, la policía informó que hasta las 11 am de hoy se registraron 27 accidentes de tránsito, pero ninguno con consecuencias fatales y la mayoría sin reportes de heridos.

La policía de Raleigh indicó que no podía establecer la relación de esos accidentes con el clima severo o las condiciones de las carreteras, pero recomendó a los residentes de la ciudad a no conducir a menos que sea estrictamente necesario.

Qué Pasa recorrió algunas zonas de Raleigh durante la mañana. La autopista I-440 lucía despejada de tráfico pero con una ligera acumulación de nieve por lo que los vehículos transitaban a velocidades mucho más lentas que las habituales. También habían algunos carros abandonados al lado del camino.

Las autoridades locales y estatales han advertido que las condiciones de las carreteras podrían empeorar más tarde porque se esperan más precipitaciones de lluvia congelada y el descenso de las temperaturas podría recongelar la nieve ya acumulada en las vías, especialmente en las rampas, puentes y pasos a desnivel.

El gobernador Pat McCrory informó esta mañana que hasta el momento cuatro personas han muerto en accidentes separados relacionados con la tormenta invernal.

Tres de esos accidentes fatales ocurrieron el miércoles por la tarde y uno esta mañana en el condado Johnston en la carretera I-95 Sur donde un hombre murió en un choque que involucró varios camiones y un automóvil.

Otro hombre murió el miércoles en una colisión frontal ocurrido en el condado Wikes, cerca de Wilkesboro, cuando un conductor perdió el control de su vehículo debido a las condiciones resbaladizas del camino e invadió el carril contrario donde venía otro carro. La víctima era un pasajero de uno de los vehículos.

Las otras dos víctimas fatales fueron mujeres, una de ellas se estrelló frontalmente contra otro carro en el condado Forsyth y la otra se salió de la carretera y terminó volcada en un arroyo en el condado Stokes.

https://youtu.be/AhjSwRzShqo