Raleigh.- Un juez federal condenó a un hombre a pasar tras las rejas una década completa, según informó el Departamento de Justicia en un boletín de prensa.

Lo inusual de este caso es que el sentenciado se trata de un antiguo oficial de la Policía de Raleigh y agente del sheriff de Wake.

Gregory Anthony Christos, de 62 años, quien cometió fraudes multimillonarios y además no pagó impuestos por casi 20 años, deberá además reembolsar $3,760,890 entre sus víctimas y deudas tributarias.

De acuerdo con el anuncio firmado por el fiscal Robert Higdon Jr, en el 2017 fue cuando el ex policía recibió los cargos por fraude, lavado de dinero y por no declarar impuestos. En enero del año pasado, Christos se declaró culpable a estas acusaciones.

Después ser policía y agente del sheriff local, Christos fue socio de una empresa consultora llamada Cambridge Global Consultancy, la cual el ahora convicto utilizó para sus maniobras fraudulentas.

Entre sus fechorías, logró convencer a una empresa de ingeniería a que invierta $2 millones para comenzar un negocio. Después, Christos utilizó $1.4 millones de estos fondos para comprar una mansión de lujo.

Además, desde el año 2002 que no declaraba impuestos.

“La avaricia del acusado no conocía límites”, condenó el fiscal Higdon en el boletín publicado por el Departamento de Justicia. “Debido a su pasado como oficial, el acusado debió haber sabido mejor que nadie que el alcance de la ley es largo y que llegaría el día en que tendría que responder por sus crímenes”. 

Zona de los archivos adjuntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.