Sao Paulo, 7 dic (EFE).- El delantero argentino Lucas Pratto (Atlético Mineiro) fue el extranjero con mejor regularidad en la liga brasileña durante 2015, liderando en titularidad, artillería, asistencia de gol, penaltis sufridos y participación en victorias como visitante, según la clasificación del Trofeo Efe Brasil.

El argentino, titular en 36 de las 38 jornadas, fue igualmente el máximo artillero entre los extranjeros, con trece anotaciones, seis más que su compatriota y compañero de equipo, Jesús Dátolo, el segundo en la clasificación del Trofeo Efe Brasil a casi treinta puntos de diferencia.

Ambos argentinos del subcampeón Atlético Mineiro también lideraron entre los extranjeros el ítem de asistencias de gol, con cinco pases efectivos cada uno, y Pratto fue además el foráneo que más sufrió penaltis convertidos en goles (2) y el que más actuó en triunfos a domicilio de su equipo (8).

Pratto, vencedor de la tercera edición del Trofeo Efe Brasil, sucede al argentino Andrés D’Alessandro (Internacional) y al boliviano Marcelo Martins Moreno, actualmente en el Changchun Yatai de la liga china, quienes ganaron la distinción en 2013 y 2014 respectivamente.

El Trofeo Efe Brasil califica en cada jornada a los extranjeros con puntuaciones para su titularidad, anotaciones, pases de gol, sufrir o provocar un penalti convertido, participar de una victoria o del empate de sus equipos en condición de visitante e, igualmente, les resta en los casos de autogoles o expulsiones.

Los porteros, a su vez, reciben dos puntos por penalti atajado y dos por no recibir goles en cada partido.

Para criterios de desempate se tiene en cuenta, en su orden, que el jugador complete el torneo, el menor número de partidos disputados y la mejor posición del equipo en la tabla general.

El extranjero que en calidad de suplente más veces actuó en el torneo de este año fue el argentino Jonathan Cristaldo (Palmeiras), quien desde el banquillo saltó 16 veces al campo.

El único autogol de un extranjero en 2015 fue anotado por el ecuatoriano Frickson Erazo (Gremio).

En las 38 fechas los extranjeros expulsados fueron el peruano Paolo Guerrero (Flamengo) y los argentinos Pablo Guiñazu (Vasco da Gama), Héctor Canteros (Flamengo) y Lisandro López (Internacional).

El uruguayo Giorian De Arrascaeta, por su lado, se convirtió en el extranjero que más participó en empates de su equipo en condición de visitante, con seis apariciones.

El portero uruguayo Martín Silva (Vasco da Gama), único foráneo en su posición, jugó 21 partidos y en ocho de ellos mantuvo su portería invicta.

Este año fueron inscritos 55 jugadores extranjeros, sin contabilizar al carioca Eduardo da Silva, que defiende a la selección de Croacia y militó durante los primeros meses del año al Flamengo.

De ese total, ocho extranjeros nunca aparecieron con sus equipos en la primera división brasileña y su actuación se limitó a los torneos regionales de comienzo de año.

De esos ocho extranjeros, el paraguayo Gustavo Vieira (Corinthians), el uruguayo Brian Olivera (Fluminense) y el japonés Toshya Tojo (Avaí) terminaron la temporada con sus equipos.

Por su parte, el chileno Charles Aránguiz (Internacional), el argentino Alejandro Martinuccio (Fluminense), el colombiano Santiago Montoya (Vasco da Gama), el indio de ascendencia portuguesa Romeo Fernandes y el uruguayo Lucas Olaza, los dos últimos del Atlético Paranaense, dejaron sus equipos a lo largo del torneo.

Algunos actuaron en dos equipos, como el colombiano Duvier Riascos y el chileno Felipe Seymour, con el Cruzeiro y el Vasco da Gama, y Guerrero, que comenzó en el Corinthians y terminó en el Flamengo.

En 2015 fueron inscritos en la liga brasileña veinte argentinos, ocho colombianos, siete paraguayos, siete uruguayos, seis chilenos, un ecuatoriano, un peruano, un camerunés, un portugués, un japonés, un indio y un italiano de origen argentino.