¿El alguacil anterior está de vuelta en el condado de Wake?
Credit: Qué Pasa

Estamos en 2022, a cuatro años que el alguacil Gerald Baker terminara el acuerdo 287G en el condado de Wake. Durante este tiempo, las familias pudieron respirar más tranquilas. Pero la amenaza del acuerdo 287G vuelve con las próximas elecciones de noviembre.
                                        
Según el acuerdo 287G, todos los inmigrantes serían evaluados por ICE al momento de su arresto, y los que no estuvieran legalmente aquí, serían detenidos. Una vez que se resolviera su caso penal, la persona detenida sería transferida a la custodia de ICE y arrestada en el Centro de Detención Stewart, cerca de Atlanta en el estado de Georgia. Para ese momento, existía la posibilidad de obtener una fianza de ICE y ser liberados en espera de su audiencia de inmigración ante un juez.

Los defensores políticos del programa 287G aseguraron a los votantes que las personas con delitos menores no serían detenidas por ICE. Eso no era cierto. Algunos oficiales arrestaron a personas simplemente por conducir sin licencia, para que ICE pudiera detener a un inmigrante indocumentado. Afortunadamente, esto fue ocasional, pero aun así creó un miedo constante en la comunidad inmigrante.
 
El acuerdo 287G hizo que cualquier detención tenga un millón de consecuencias para alguien que no estuviera legalmente en el país. Incluso, faltar a una audiencia en corte por una multa por exceso de velocidad u otra multa de tráfico menor, pudo originar una orden de arresto. Luego, si esa persona se encontrara con la policía por cualquier motivo, el condado y ICE la hubieran podido detener.

Bajo el acuerdo 287G, el gobierno federal otorgó fondos a los condados para compensar las camas utilizadas por ICE al detener a las personas.

Una vez resuelto el caso penal que causó el arresto inicial, ICE tiene 48 horas para detener al individuo, para luego transferirlo a un centro de detención de ICE. También ICE tendría acceso a las bases de datos de la cárcel y mantendría oficiales en la cárcel para evaluar a los arrestados.

En una serie de eventos políticos desafortunados, parece que Donnie Harrison puede estar de vuelta aquí. El condado de Wake se ha vuelto gentil y próspero para las familias inmigrantes durante los últimos cuatro años. No necesitamos retroceder como sociedad.

Es importante que las familias sepan que sus seres queridos no serán arrestados sin motivos por la policía, lo que sucede mucho más en los condados de 287G. Por lo tanto, es una política racista y discriminatoria que permite demasiada discrecionalidad en las detenciones por delitos menores.

Si puede, recuerde ir a votar en noviembre. Esta elección puede ser una de las más importantes y podría afectar a las personas que conoce y ama.

¡Haga correr la voz entre sus amigos que puedan votar en las próximas elecciones!

Attorney at LawGibson Law, PLLC – 116 Donmoor Ct. Garner, NC 27529 – Tel (919)283-8785 www.gibsonlawnc.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.