Casi un mes después de las elecciones generales del martes 8 de noviembre, la Junta Estatal de Elecciones de Carolina del Norte (NCSBE) oficializó o certificó los resultados de los comicios generales en los primeros días de noviembre.

Infortunadamente, para nosotros los hispanos es la única vía para que la NCSBE y las juntas condales den a conocer los detalles de la votación latina en el estado y en los condados norcarolinos.

Sin datos preliminares

Los hispanos somos los únicos de los que las juntas condales y la junta estatal no ofrecen los resultados preliminares o no oficiales durante el proceso electoral. Los latinos estamos excluidos de recibir los datos diarios del voto por correo, el voto presencial temprano, y el general, inmediatamente después del último día de votación.

Las juntas locales sí están autorizadas para emitir la votación no oficial de los blancos, negros o afroamericanos, indígenas americanos o nativos de Alaska, nativos e Hawái o isleños del Pacífico, asiáticos, otros, dos o más razas, pero no de latinos.

De hecho, lo hacen diariamente durante todo el proceso electoral sin restricciones, como es el caso del condado de Wake.

Séptima prioridad

En este tópico relacionado con la igualdad electoral, los hispanos somos la séptima prioridad para la junta estatal y las juntas condales. Yo llamé a la junta condal local que me corresponde como ciudadano estadounidense para preguntar por qué los latinos no podíamos acceder a la misma información que los otros grupos étnicos.

También hice la indagación como periodista.

La portavoz local me regañó por inquirir sobre el tema. No me ofreció ninguna explicación. Me dijo que debía esperar a la oficialización o certificación de los resultados, “como siempre”, que eso era así.

Me comuniqué con la Junta Estatal de Elecciones de Carolina del Norte (NCSBE) y la vocera amablemente me explicó que aún no se ha acondicionado la tecnología para recabar esos datos.

Asumí, que las normativas electorales estatales y condales tampoco contemplan que los latinos recibamos el mismo trato que los blancos, negros, asiáticos, nativos americanos, isleños del Pacifico y las otras variantes etnoraciales.

La junta estatal y las juntas condales también proveen datos electorales, durante el proceso, de participación por género (hombres, mujeres, no designados), por partido (demócratas, republicanos, no afiliados, verdes y libertarios), por edad, y por la forma de votar.

Igualmente, las cifras por precinto electoral en la votación temprana y por precinto individual de cada votante.

Excluídos

Lo que está ocurriendo con la información sobre la votación no oficial de la participación de los latinos en los comicios electorales de tos los niveles, federal, estatal, condal y municipal y para todos los cargos en juego, incluyendo los judiciales marcan una clara desatención y discriminación con los hispanos.

A los latinos no se nos da la oportunidad de monitorear las cifras de participación durante el proceso, y tener la capacidad de promover el sufragio como ocurre con los demás grupos etnoraciales y con los mismos partidos políticos.

El statu quo nos mantiene en una injusta, inicua, inmoral, parcializada, condición de desventaja. La Junta Estatal de Elecciones de Carolina del Norte (NCSBE) está en mora de corregir este error inaceptable, injustificable, no inclusivo y no equitativo.

Corregir el error

La junta debe tomar las medidas en cuanto a normativa legal y de dotación tecnológica para que los hispanos podamos participar en los comicios electorales con el acompañamiento de una información no oficial, igual a la de los otros grupos étnico raciales.

Nuestros números

De acuerdo con el Censo de 2020, éramos 1,118,596 hispanos en el estado.

Según el centro de investigaciones y pensamiento, Carolina Demography, estatalmente, la población latina creció 40 por ciento durante la década pasada, más rápido que su crecimiento promedio en el país, 23 por ciento.

Las comunidades hispanas/latinas de los condados de Mecklenburg (170 mil) y Wake (128 mil) representan más de una cuarta parte de la población hispana de todo el estado. Los siguientes condados con mayor población hispana son los de Forsyth (55 mil), Guilford (52 mil) y Durham (50 mil).

Cifras electorales

La Junta Estatal de Elecciones de Carolina del Norte tiene registrados 267,431 ciudadanos registrados, habilitados para votar.

En los recientes comicios de medio termino votamos 68,071 latinos en Carolina del Norte.

En el perfil del votante latino en Carolina del Norte, producido en 2022 por el Fondo Educacional NALEO proyectó que en el estado había en 2020, un total 342,411 ciudadanos en edad de votar.

Las organizaciones hispanas latinas deben reclamar a la Junta Estatal de Elecciones de Carolina del Norte (NCSBE) que adopte la normativas y disponga de la tecnología que les haga justicia a los latinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *