El Departamento de Transporte de Carolina del Norte (NCDOT) está preparando un seguimiento al Tercer Webinar sobre Financiamiento y el Futuro de la Infraestructura del transporte, que realizó a finales de marzo con la participación de líderes locales.

En la actividad virtual intervinieron microempresas propiedad de minorías y mujeres, que dialogaron sobre cómo la ley federal de infraestructura y el presupuesto estatal pueden impactar a los negocios.

Entre los oradores del Webinar, organizado en colaboración con la Oficina de Derechos Civiles del Departamento del Transporte, estuvieron: el representante a la Cámara Estatal, Ricky Hurtado; Lissette Vélez, de la Asociación de Contratistas Hispanos de las Carolinas; José Álvarez de la institución Prospera, que promueve el emprendimiento de negocios hispanos; y Jorgelia Niño, del NCDOT.

“Estamos siendo testigos de un proceso interesante por el cual el estado de Carolina del Norte está pasando. Ese proceso incluye iniciativas como esta del Departamento de Transporte para proveer acceso y más oportunidades a la comunidad latina a contratos con el estado. Aplaudimos estos esfuerzos y esperamos que sigan ocurriendo más a menudo”, dijo Álvarez.

El seminario virtual presentó las bases mediante las cuales los contratistas latinos pueden acceder a los contratos del Departamento de Transporte de Carolina del Norte.

Cuatro funcionarias del NCDOT explicaron sobre las oportunidades que han surgido después de la aprobación de la ley federal de infraestructura que representa una inversión de 9 billones de dólares para proyectos en Carolina del Norte y el estado podrá solicitar billones más de los 1.2 trillones de dólares que fueron autorizados en el proyecto de ley.

Carolina del Norte tiene 1,460 puentes y más de 3,116 millas de carreteras consideradas en malas condiciones.

El proyecto de ley de infraestructura incluye 7.2 billones para carreteras y 457 millones para reparar y reemplazar puentes.

El estado también podrá solicitar más fondos de un programa de inversión en puentes significativos 12.7  billones y  de un programa de 16 mil millones “dedicado a proyectos importantes que brindarán beneficios económicos sustanciales a las comunidades”.

El proyecto de infraestructura incluye un gran impulso para los autos eléctricos, incluida la construcción de una red de estaciones de carga de vehículos eléctricos para que las personas puedan viajar distancias más largas. La participación de Carolina del Norte es de 109 millones durante cinco años.

 El estado también puede solicitar un fondo común de 2.5 billones de dólares  para agregar más estaciones de carga de vehículos.

En este ámbito de inversiones y contratos, las empresas hispanas pueden abrirse camino para contribuir al progreso del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.