Santiago de Chile, 9 may (EFE).- El volcán Nevados del Chillán registró hoy un nuevo pulso eruptivo, que alcanzó una altura de casi 2.000 metros de altura, situación que ha determinado que se mantenga la alerta amarilla en la región sureña del Biobío.

La información la proporcionó a los medios de prensa el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), que explicó que el cráter ha expulsado “material particulado” y se mantiene la prohibición de acercarse al macizo en torno a los dos kilómetros.

El organismo estatal precisó que las estaciones de monitoreo instaladas en las inmediaciones del volcán Nevados del Chillán registraron una explosión asociada con una señal sísmica y material que alcanzó una altura de 1.700 metros por sobre el borde del cráter principal.

“La señal sísmica ha mostrado una tendencia decreciente con una disminución igualmente en la emisión de material particulado, por lo que se mantendrá la vigilancia constante del volcán”, precisó el informe.

Según el canal Chilevisión, los pobladores de Pinto fueron testigos del fenómeno, en el que el macizo lanzó gran cantidad de humo y dejó una densa nube de cenizas.

Desde principios de año, ese macizo, situado a 400 kilómetros al sur de Santiago, continúa con pulsos débiles de ceniza y vapor y se mantiene en alerta amarilla (medidas de precaución).

El volcán se encuentra a 3.216 metros sobre el nivel del mar y tuvo su última erupción en 1973, según el organismo.

En Chile hay más de 2.000 volcanes, de los que unos 125 son considerados geológicamente activos y cerca de 60 han tenido algún tipo de actividad eruptiva en los últimos 450 años.