Caracas.- El Gobierno de Venezuela entregó hoy a las autoridades colombianas a los hermanos Héctor y Nelson Buitrago Parada, alias «Martín Llanos» y «Caballo», respectivamente, acusados de narcotráfico y paramilitarismo en su país. El ministro del Interior, Tareck el Aissami, encabezó el acto de entrega de los dos detenidos colombianos a representantes de la Policía Nacional del vecino país, destacando el compromiso del Gobierno de Hugo Chávez y el trabajo conjunto con las autoridades colombianas.

«Una vez más el gobierno bolivariano del presidente Hugo Chávez ratifica su compromiso en este frente de batalla que es la vida», indicó El Aissami en el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas y donde los dos hermanos pasaron a custodia de las autoridades colombianas.

También se entregó a Jonathan Díaz Chacón, alias de Bashir Muhieddiene, quien estaba reclamado por delitos de «hurto calificado y hurto agravado».

El ministro venezolano señaló que la presencia de Héctor y Nelson Buitrago, de 44 y 42 años, respectivamente, fue advertida por Colombia hace cinco meses y concluyó con la detención de ambos el pasado sábado en El Tigre, en el estado oriental de Anzoátegui.

«Queremos también destacar la fortaleza del trabajo en conjunto con el hermano pueblo de Colombia», indicó el ministro.

Recordó que mañana se producirá un encuentro con participación del ministro de Defensa de Venezuela, Henry Rangel, y el de Colombia, Juan Carlos Pinzón, en las localidades fronterizas de Cúcuta (Colombia) y San Cristóbal (Venezuela).

«Mañana estaremos reunidos con el hermano ministro Pinzón para seguir trabajando y profundizando los acuerdos de cooperación para abordar este problema, el problema mundial de las drogas y avanzar en el plan de trabajo binacional en ese ámbito», dijo El Aissami.

Los Buitrago pertenecen a un clan familiar con trayectoria armada que se conoció en un principio como Los Buitragueños y operaba en territorios del este de Colombia, algunos fronterizos con Venezuela.

«Martín Llanos» encabezó las llamadas Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC), grupo paramilitar que se marginó del proceso de diálogo que en 2006 llevó al desarme de la organización Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, extrema derecha armada).

Con dicha facción, «Martín Llanos» defendió sus intereses de narcotráfico y mantuvo una cruenta guerra con rivales y contra agentes del Estado que, según la Policía colombiana, dejó más de un millar de muertos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo el mismo lunes que los detenidos figuran entre los más buscados y agradeció a las autoridades venezolanas por la detención.

En noviembre pasado las autoridades venezolanas detuvieron a Maximiliano Bonilla, alias «El Valenciano», uno de los jefes de bandas criminales más buscado en Colombia y que Venezuela entregó a petición de Bogotá a las autoridades estadounidenses en diciembre. (Texto y foto EFE)